Legislativo ha destituido a tres de sus presidentes desde retorno a la democracia

QUITO-ECUADOR 28/2/2018 Sesión 499 de la Asamblea Nacional. Previo a la instalación de la sesión. FOTOS API / JUAN DIEGO MONTENEGRO

Averroes Bucaram, Omar Quintana y José Serrano fueron los tres únicos Presidentes del poder Legislativo que han sido destituidos desde el retorno a la Democracia en Ecuador, en 1978. El último fue depuesto el pasado viernes tras el escándalo de un audio en el que dialoga con el excontralor prófugo, Carlos Pólit, sobre la intención de “bajar” del cargo al Fiscal General del Estado.

Serrano es el tercer legislador en ser destituido en 28 años. El primer político con este rango depuesto fue el guayaquileño Bucaram, de la desaparecida Concentración de Fuerzas Populares (CFP).

Bucaram presidió dos veces presidente el entonces Congreso Nacional de Ecuador. Su primer periodo de mandato fue entre 1985-1986. En las elecciones de 1988 resultó nuevamente electo diputado nacional por el CFP y en 1990 volvió a ocupar la presidencia del Congreso.

En esa ocasión lo hizo por una alianza entre el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), el Partido Social Cristiano (PSC) y la CFP, que se unieron para hacer oposición al gobierno socialdemócrata del presidente Rodrigo Borja (ID), con la condición de que se le otorgara la amnistía al expresidente Abdalá Bucaram, que se encontraba asilado en Panamá.

En los meses posteriores a su posesión hubo conflictos de poder entre los diputados y se logró una mayoría en el Parlamento liderada por la ID que terminó en la destitución de Averroes Bucaram en octubre del mismo año.

Según reseña la prensa de esa época, los legisladores aprobaron una resolución en la que acusaban a Bucaram de “violar la Constitución, atropellar normas parlamentarias, descuidar sus obligaciones, coartar la libertad de expresión y permitir agresiones criminales a diputados”. Su reemplazo en la presidencia del Congreso fue el socialista Edelberto Bonilla.

La segunda destitución en el Legislativo se dio en 2005, junto con la caída del expresidente Lucio Gutiérrez. En esa ocasión, tras las constantes protestas de los ciudadanos el Congreso quedó en manos de la oposición, liderada por el PSC, cuya primera acción fue cesar en sus funciones al presidente del organismo Omar Quintana, del Partido Roldosista y aliado del gobierno. Su suplente fue Cyntia Viteri, del Partido Social Cristiano.

En esa ocasión el argumento fue “las innumerables violaciones a las normas estatutarias y reglamentarias a las que sometió en forma arrogante en los últimos meses al parlamento”.

Los congresistas se unieron en varios sectores de la oposición, entre socialcristianos, Pachakútik, Izquierda Democrática a los que se sumaron algunos independientes para hacer mayoría y posicionar en el cargo a Viteri.

En el año 2000 la diputada cuencana Susana González, elegida presidenta del Congreso por una mayoría parlamentaria, presentó la renuncia a su cargo “por respeto a la institucionalidad del país”, luego de que su designación fuera impugnada por el entonces poderoso PSC.

La Asamblea elegirá el próximo miércoles a su nuevo Presidente

Tras la destitución de José Serrano como presidente de la Asamblea Nacional ecuatoriana, los bloques parlamentarios evalúan las candidaturas y suman votos para el nombramiento del nuevo titular. La postulación más opcionada es la de Elizabeth Cabezas, asambleísta por el Movimiento Alianza PAIS (AP).

Según el artículo 16 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa: “En ausencia definitiva de la Presidenta o Presidente de la Asamblea Nacional, la primera Vicepresidenta o Vicepresidente asumirá sus funciones hasta la elección de su titular”.

En este caso, la Asamblea está a cargo de Carlos Bergmann, segundo vicepresidente, debido a que la primera, Viviana Bonilla, se encuentra con Licencia de maternidad.

Este lunes, Bergmann convocó a la sesión 505 para las 12:00 de este miércoles con el fin de elegir al nuevo titular antes de que el próximo lunes, inicie el primer receso legislativo de quince días.

Para la elección del nuevo titular se requiere el voto de la mitad más uno de los asambleístas, es decir 70 votos, de acuerdo con la normativa legislativa. Quienes están facultados para mocionar un candidato son las bancadas oficialmente definidas al inicio del período legislativo: Alianza PAIS (AP), Creando Oportunidades (CREO)- Sociedad Unida Más Acción (SUMA), Partido Social Cristiano (PSC) – Madera de Guerrero (MG) y el Bloque de Integración Nacional (BIN).

Tras la crisis de AP, los legisladores se dividieron en 46 morenistas (afines al gobierno de Lenín Moreno) y 23 correistas (partidarios del exmandatario Rafael Correa). Los segundos, que se han autodenominado Revolución Alfarista, no estarían en capacidad de presentar una candidatura, pero han expresado su apoyo a la permanencia de Bergmann.

Además de Cabezas, postulada por AP, el Bloque de Integración Regional (BIN) anunció la candidatura de René Yándun; mientras que el PSC y CREO-SUMA (también divididos) han señalado que no presentarán candidatos.

  • Fuente Agencia Andes
Paypal