Gobierno rechaza proliferación de falsas alarmas de explosivos

Oficinas del Registro Civil, en Quito, evacuadas por una falsa amenaza de bomba, el 2 de mayo de 2018.

El Gobierno de Ecuador rechazó hoy la proliferación de falsas amenazas de colocación de explosivos, en varios sectores de Quito, que generó preocupación entre la ciudadanía.

La Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) informó de que al menos tres falsas amenazas de bombas registraron hoy las unidades de control y seguridad de la ciudad, en sitios de alta concentración de personas.

Los centros comerciales Condado Shoping, en el norte de la ciudad; el Quicentro Sur, en el sur; y el colegio Aampetra, situado en un valle aledaño al este de Quito, fueron identificados como los sitios donde se habían hecho amenazas anónimas.

“Personas inescrupulosas se comunicaron con el diario El Comercio que, a su vez, informó a las autoridades correspondientes” sobre las amenazas, que al final resultaron ser falsas, añadió la Secom en un comunicado.

“Es necesario que la población recuerde que las falsas alarmas constituyen un delito” sancionado con cárcel por la normativa interna y que, por ello, “este año se han detenido a varias personas”, agregó la fuente.

Asimismo, señaló que los organismos de seguridad del Estado están siempre en alerta para proteger la integridad de la población y que la Policía “investiga estas amenazas para dar con las personas irresponsables que intentan jugar con la paz de los habitantes”.

Desde hace algunas semanas han proliferado las falsas amenazas de explosivos, lo que ha generado nerviosismo y preocupación entre la población.

El pasado 19 de abril tres inmuebles, entre ellos una escuela con más de mil alumnos, fueron evacuados en Quito por sospecha de bomba, y cuatro días después las autoridades ordenaron evacuar una universidad, ambas amenazas falsas.

El pasado 28 de abril la Policía efectuó una explosión controlada en un automóvil en la ciudad ecuatoriana de Santo Domingo de los Tsáchilas, en la provincia del mismo nombre, ante la amenaza de la posible existencia de una bomba.

También el 16 de mayo, medio millar de personas fueron evacuadas de uno de los principales hoteles de la capital ecuatoriana, por una amenaza de explosivo, que resultó falsa. EFE

Paypal