Marcha de apoyo a Correa se topa con la Policía junto a la Presidencia

QUITO-ECUADOR (5/07/2018). Multitudinaria marcha Correista en contra de las medidas cautelares impuestas al ex Presidente Rafael Correa. FOTOS API/CRISTINA VEGA.

Las calles del centro de la capital ecuatoriana fueron abordadas por una multitudinaria marcha de apoyo al expresidente ecuatoriano Rafael Correa, tras expedir hoy Ecuador la petición judicial de arresto contra él a la Interpol.

«Indígnate Ecuador» fue el eslogan que motivó a miles de simpatizantes del exmandatario a salir a las calles, en una marcha que recorrió un trayecto desde el céntrico Parque del Arbolito y trató de alcanzar la Plaza Grande, donde se encuentra la sede de la presidencia y se topó con retenes policiales que les cerraron el paso.

La Policía antidisturbios bloqueó el paso a los manifestantes desde dos direcciones, y lanzó gases lacrimógenos para tratar de alejarlos.

Gabriela Rivadeneira, asambleísta y una de las pioneras del movimiento político «Revolución Ciudadana«, dijo que con esta protesta quieren no solo apoyar a Correa, procesado en su país en un caso de secuestro, sino también mostrar la «traición» del actual presidente Lenín Moreno al programa de Gobierno con el fue elegido en 2017, con el apoyo de Correa.

«Moreno dio las espaldas a un proceso que debe dar respuestas económicas, productivas y que ahora vemos absolutamente abandonado», manifestó a los medios la asambleísta, que lideraba hoy la marcha de protesta.

«Moreno marioneta de la derecha corrupta», «Todos somos Correa», «Yo no vote por esto», eran algunas de las consignas que llevaban los manifestantes, muchos con banderas de Ecuador y gorras del Che Guevara.

Rivadeneira enfatizó que es necesario que el país comience a reaccionar para defender «sus derechos» y «su constitución», porque a su juicio Ecuador padece de «falta de liderazgo».

En cuanto al caso judicial del exmandatario, sobre el que pesa desde hoy una petición a la Interpol para su arresto por desacato de medidas cautelares, la asambleísta aseguró que irán hasta las últimas instancias internacionales para apoyarle y que la concentración es el inicio de una reorganización popular.

En la marcha participaron políticos, jóvenes, niños con sus madres, jóvenes y mayores que, además de camisetas, megáfonos y letreros, desplegaron una larga bandera de color celeste, a decir de algunos manifestantes, el nuevo color de la organización que defenderá al expresidente.

En la protesta destacaban además varios edificios miniatura de cartón que representaban a los ministerios de los que el actual Gobierno ecuatoriano ha despedido a miles de personas dentro de un plan de reajuste presupuestario.

En ese sentido, la protesta, según una simpatizante de Correa que declinó identificarse, es un «reclamo» del pueblo ecuatoriano a la forma en la que está gobernando Moreno.

«Este presidente ha entregado en bandeja de oro nuestro Ecuador, nuestra patria, a la derecha ecuatoriana«, afirmó.

Por su parte, Marcela Aguiñaga, asambleísta y correligionaria de Rivadeneira, dijo a Efe que el actual Gobierno «ha traicionado la confianza del pueblo y gobierna con un plan que no fue votado por el pueblo ecuatoriano».

Insistió en que «este es el inicio de la indignación, de la desconfianza» y de una lucha contra «las medidas antipopulares que benefician a pocas personas y no a la mayoría».

Correa, que reside en Bélgica desde hace más de un año, no tiene intenciones de regresar al país por considerar que está siendo víctima de una persecución política y su futuro depende ahora de la respuesta que Interpol dé a Ecuador sobre el requerimiento de arresto y extradición.

Ello después de haber sido vinculado penalmente en el caso de intento de secuestro de Fernando Balda en Bogotá, en agosto de 2012, y tras no haberse presentardo en Quito el 2 de julio como lo había requerido la Corte Nacional de Justicia. EFE

(I)

Paypal