Desde México, Patiño dice que «el fin del gobierno está cerca»

Ricardo Patiño, clandestino, el 18 de abril de 2019. Captura de pantalla.

El excanciller Ricardo Patiño se ha pronunciado desde la clandestinidad, en un vídeo difundido en redes sociales, sobre la orden de detención dictada en su contra la tarde de este jueves, tras la audiencia de formulación de cargos realizada en Latacunga.

«Yo salí del país en absoluta legalidad, no había ninguna orden de detención en mi contra, sí nos imaginábamos que iba a pasar (orden de detención). Yo he salido de forma legal, estoy en otro territorio. Nos vamos a defender con la frente en alto», dice en el video, y asegura ser víctima «de una feroz persecución que la realizan para ocultar la corrupción de (Lenín) Moreno y su círculo cercano INA Papers».

Patiño es acusado de instigación debido a que en octubre de 2018, durante una convención política en Latacunga, arengó: «Cambiamos las estrategias de resistencia pasiva y organizada a la resistencia combativa. Vamos a prepararnos para esa represión, no vamos a dar ‘papaya’ tampoco, vamos a prepararnos porque tenemos que tomarnos las instituciones públicas, tenemos que cerrar los caminos”.

Patiño hizo este jueves una breve escala en Lima para poner rumbo a México, en el vuelo 049 de la aerolínea Aeroméxico, que partía a las 7:05 (12:05 GMT) con destino a la capital mexicana, según informaron fuentes oficiales consultadas por la Agencia Efe.

El exanciller, hombre fuerte del correísmo, abandonó el miércoles Ecuador con destino a Perú, horas antes de que este jueves tuviera lugar una audiencia sobre la denuncia contra él por presunta instigación contra el actual Gobierno, presidido por Lenín Moreno.

Su viaje fue posible al no pesar sobre él ninguna orden judicial, aunque este mismo jueves, la fiscal general del Estado, Diana Salazar, se quejó del Poder Judicial al afirmar que había pedido la medida cautelar de prisión el sábado.

De 65 años, Patiño ocupó las carteras de Relaciones Exteriores y Defensa mientras era presidente Correa, quien reside en Bélgica y también es buscado por la Justicia ecuatoriana por violación de medidas cautelares en el caso de secuestro de un político opositor.

El excanciller es considerado el dirigente más cercano del expresidente Correa hasta ahora en Ecuador, después de que el exvicepresidente Jorge Glas ingresara en prisión a finales de 2017, tras ser condenado por asociación ilícita en la trama de sobornos de la firma brasileña Odebrecht.

De momento se desconoce si Patiño tiene previsto regresar al país y Efe ha tratado sin éxito contactar con él, aunque fuentes allegadas al excanciller aseguran que el viaje, por el momento, «no tiene retorno».

  • Con reportes de EFE

Paypal