Daniel Salcedo delira y cree que está en 2016, dice su abogado

Daniel Salcedo, en Miami Beach, con amigos. A su lado Osvaldo Vargas, personaje de la televisión ecuatoriana. Al fondo, César Rodríguez Fontesilla.

El abogado Luigi García, que representa al procesado Daniel Salcedo, ha dicho que su defendido sufre de delirios por lo que no se le ha podido tomar su versión en el caso de presunto lavado de activos que se sigue en contra de su hermano Noé, detenido en la frontera sur, con más de 40 000 dólares en efectivo sin justificar.

Según García, pese a que Salcedo ya ha despertado, su estado de salud sigue siendo crítico.

«El señor tiene delirios, es decir: confunde ciertos hechos y ciertos actos que se remontan al 2016», agregó García, y que por esta razón Salcedo no está en condiciones de rendir versión.

«Son periodos de lucidez y de confusión (…) la Fiscalía lo ha corroborado», dijo a los medios Luigi.

Salcedo tenía orden de captura desde el 4 de mayo de 2020. En junio, la avioneta en que huía hacia el Perú (de propiedad de Alfredo Adum) se accidentó en Tumbes y fue capturado y deportado.

Ya en Guayaquil, gravemente herido, fue trasladado al Hospital del Suburbio, donde permanece todavía. Tras la captura, los jueces han dictado otras dos órdenes de prisión en su contra (una por fradue procesal, al mentir insistiendo en que era otra persona; y la otra por peculado, relacionándolo con las compras con sobreprecio por parte del hospital del IESS de los Ceibos, en Guayaquil.

Aunque Salcedo aparece como representante de 10 empresas en el país, ninguna ha mantenido contratos con hospitales públicos. La Fiscalía tampoco ha revelado cuál fue el vínculo que llevó a su captura. Sin embargo, en un reportaje de Teleamazonas se reveló que Salcedo siempre visitaba el Hospital Teodoro Maldonado Carbo, otros de los hospitales intervenidos, incluso hay un video en el que se observa a Salcedo visitando el TMC.

Más relacionadas