Ecuatorianos satisfechos con condena a Glas

Detractores de Glas se reunieron en los exteriores de la Corte Nacional de Justicia para conocer el dictamen de los jueces en el proceso contra Glas | Foto API

La ciudadanía ecuatoriana se mostró hoy satisfecha con el veredicto de condena al vicepresidente de Ecuador Jorge Glas, un proceso que ha marcado la agenda del país de 2017 según un estudio, en tanto que su madre apelaba al papa Francisco para que interceda ante el presidente Lenín Moreno.

“Es un dictamen en el cual se ha garantizado todas las normas del debido proceso, ha tenido oportunidad de defenderse, entonces me parece que debe estar ajustado a los hechos”, dijo a Efe el quiteño Franklin Traves.

Para este ciudadano, así como para otros consultados por Efe, Glas, condenado el miércoles a seis años de cárcel por su participación en la trama de corrupción de la firma Odebrecht, debería “por decencia haber renunciado hace rato, en el momento en que explotó todo“.

Recordó que se trata de “una resolución sujeta a varios recursos más”, y que el vicepresidente sin funciones disfruta del debido proceso y puede apelar la sentencia.

Jorge Glas fue condenado a seis años de prisión por el delito de asociación ilícita en el caso de corrupción de Odebrecht. Pese a esto, su abogado Franco Loor, dio a conocer que Glas no renunciará a la vicepresidencia. Foto API 13 de diciembre del 2017

Glas fue condenado el miércoles a seis años de prisión por un delito de asociación ilícita, aunque aún penden sobre él otras sospechas por la red de sobornos que sembró la firma Odebrecht en Ecuador.

Para el también quiteño Fernando Valdez, América Latina sufre “un déficit de cárcel”, porque si se juzgara la corrupción “el 50 por ciento de los ciudadanos deberíamos estar presos”.

Yo creo que el segundo mandatario, en la posición que estaba, tenía muchas posibilidades de apoderarse ilícitamente de recursos que le pertenecen al Estado“, consideró Valdez, para quien la ciudadanía ostenta la responsabilidad de haberlo elegido.

Glas ganó la vicepresidencia el pasado abril en binomio con el presidente Moreno, del que poco después se distanció por motivos ideológicos.

Por su parte, Mélida Jarrín consideró que la condena es “un dictamen que el pueblo necesitaba escuchar”, que “hace justicia a toda la problemática que nos ha dado el vicepresidente”.

Se despertó la justicia en el Ecuador, estaba muy aletargada, totalmente dormida y éste es un despertar“, valoró al pedir también su renuncia, algo que su abogado, Eduardo Franco Loor, descartó el miércoles tras la audiencia judicial en la que fue condenado.

Según un sondeo revelado hoy, la prisión para el vicepresidente ha sido el acontecimiento más importante de 2017, seguido por el triunfo de Moreno en las elecciones presidenciales.

La encuestadora Cedatos indicó que el 17,9 % de los consultados señaló al caso de Glas, como el evento más importante del año, en tanto que un 14,2 % consideró lo más destacado el triunfo en las urnas de Moreno.

Frente a la opinión de la ciudadanía, la madre del vicepresidente pidió hoy al papa Francisco que interceda para su pronta libertad.

En una carta dirigida al sumo pontífice, que acompaña con un vídeo, Norma Espinel Arauz, de 80 años, afirma estar viviendo un “calvario de injusticias y abusos”.

“Mi hijo carga una pesada cruz, ya que siendo un hombre correcto, cristiano y que ha luchado siempre por los más desposeídos fue condenado a seis años de cárcel. Entienda el dolor que siento como madre”, explica en la misiva.

Fuentes próximas al vicepresidente dijeron a Efe que tienen la esperanza de el papa eleve el caso de Glas ante el presidente Moreno el próximo sábado, cuando ambos se reúnan en El Vaticano. EFE

(I)

Paypal