La historia desclasificada de la “base OVNI” en Manabí

El Peñon de Chirije, es un cerro que queda a lado de Chirije, en Bahía de Caráquez. Un testimonio de un morador del sector, Francisco Paladines, relata que una noche del 2007, en su rutina de guardia, vio como un rayo láser rojo sale de la nada desde el cielo, y observó como éste rayo golpea el pico del cerro en línea recta, luego retrocede y vuelve nuevamente a golpear en forma sincronizada tres veces, y se desprende una roca en llamas colina abajo por el impacto.

El misterio aún ronda en la población de Crucita, luego de que se hicieran públicas las revelaciones de una base extraterrestre frente a las costas, y los continuos avistamientos en el sector de Chirije, provincia de Manabí.

A inicios del año 2000 se reveló la existencia de una supuesta base extraterrestre ubicada frente a las costas de Crucita, cantón Portoviejo, y de la que según el ufólogo Jaime Rodríguez, tienen conocimiento las Fuerzas Armadas y el Gobierno.

El ufólogo ha señalado en un documento que desde 1979 se empezaron a registrar los primeros casos de avistamientos OVNI (Objeto Volador No Identificado) en Ecuador, y que a partir de 1982 se comenzaron a enviar las primeras cartas al Ministerio de Defensa, solicitando que se hiciera oficial la investigación de este fenómeno en el país.

Es así como, 23 años después, en el 2005, se autoriza la creación de CEIFO (Comisión Ecuatoriana para la Investigación del Fenómeno Ovni), presidida por Rodríguez. Desde ese momento se empezaron a investigar los primeros 44 casos, que involucraban a personal de las tres ramas de las Fuerzas Armadas en diferentes ciudades de Ecuador.

El 25 de junio del 2007, indica Rodríguez, los militares fueron autorizados por el entonces presidente de la República, Rafael Correa, para su desclasificación. Uno de los casos narrados por oficiales, entre ellos el excomandante General de la Armada, Almirante Luis Jaramillo, es el de la supuesta base en Crucita, afirma Rodríguez. Según el documento, el militar relató que, “encontrándose al mando del submarino SS-101 Shyri, sumergido en las costas de Manabí, a 50 millas náuticas del balneario de Crucita, detectó la existencia de un gran ‘hangar submarino’”.

El hecho lo confirmaría personalmente mediante la graficación en el sonar (detector de sonido), ratificando así la existencia de esta base, la cual ha sido reportada en varias ocasiones por pilotos de la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Ellos, en su momento, han afirmado haber perseguido a objetos voladores no identificados hasta cerca del balneario de Crucita, lugar en el cual han “desaparecido”. En el documento se indica que “estas experiencias también habrían sido vividas por muchos miembros de la Fuerza Aerea Estadounidense USAF (United States Air Force) cuando operaban en la Base Aérea de Manta”, sin embargo, todas estas experiencias fueron clasificadas por los miembros de la USAF como “sensibles” y ocultadas al común de la gente”.

Hasta la fecha se tiene conocimiento de 44 casos relacionados con el fenómeno OVNI en el Ecuador.

La desclasificación de los documentos ocurrió supuestamente luego de la insistencia del ufólogo Jaime Rodríguez.

Él dice que logró obtener 44 documentos y filmaciones secretas sobre apariciones de extraterrestres, que estaban en manos de las Fuerzas Armadas de Ecuador, y las colocó para su difusión en el sistema de videos YouTube, en internet. Los 44 casos son en diferentes ciudades del país. Incluso Rodríguez entregó imágenes de supuesta presencia Onvi en varias de esas ciudades. En uno de los videos se observa el testimonio del mayor Leonidas Enríquez, quien asegura haber visto dos objetos brillantes que se escondieron cerca a las montañas de Crucita.

“Los seguí, pero desaparecieron muy rápido. Ya en algunas veces hemos escuchado que en este sector han visto ciertas luces, no es la primera vez”, indica.

El militar Fernando Lapuerta dio otro testimonio, con fecha 24 de marzo del 2008. Allí señala que “divisé una luz fuerte. Llamé a la torre para verificar si era avión y nos confirmaron que no. El objeto venía a nosotros. Luego verificamos el área y no había rastro. Los movimientos eran drásticos, rápidos; incluso se quedaba estable en el aire y bajaba así rápidamente, eso no lo hace ningún avión”.

Otro militar, Carlos Rojas, indica que una mañana, a  eso de las 11h00, detectó en el cielo “un objeto irregular, romboide, muy  brillante”. “El día estaba despejado y aún así el objeto era muy llamativo debido a su luz. Hablé con el líder en la torre y pedí permiso para salir de formación. Lo seguí y estaba sobre el mar frente a Manta. Luego se desplazó a una velocidad increíble y desapareció”, señala.

Osirys Luna, militar operador de radares, dijo en su testimonio que detectaron en las pantallas un movimiento extraño, muy rápido. Tanto, que en segundos se ubicaba en Quito y luego en Guayaquil. “Eran segundos, demasiado rápido; ninguna nave en Ecuador se mueve a esa velocidad. Verificamos y no había naves militares en esas zonas volando. Concluimos que era un objeto no identificado. Era una velocidad que ninguna aeronave podría obtener aquí”, explica.

Chirije está localizada al noroeste de la costa del Ecuador, y 15 km. sur de Bahía de Caráquez en Manabí, como dato curioso, se encuentra 90 km. sur de la línea equinoccial, por lo que su ubicación es considerada un portal dimensional,un lugar perfecto para el encuentros con ovnis. Este parque arqueológico está rodeado por 238 hectáreas de bosque seco tropical y kilómetros de playas vírgenes. Chirije, fue un antiguo puerto marítimo de la cultura Bahía (500 AC. 500 DC). Este lugar fue también un gran asentamiento indígena, donde habitada la cultura Chirije.

  • Con reportes de Diario Metro de Manabí
Paypal