Medios chinos piden a Canadá que se distancie de «hegemonismo» estadounidense

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pronuncia un discurso durante la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, el martes 23 de enero de 2018. (AP Foto/Markus Schreiber)

Medios oficiales chinos pidieron hoy a Canadá que se distancie del «hegemonismo» estadounidense y que tome decisiones «independientes» y «civilizadas» en medio de la ofensiva de Pekín para conseguir la liberación de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, detenida en Canadá a petición de EEUU.

«Canadá ha concedido la libertad bajo fianza a Meng, lo cual es positivo, pero ella se merece la liberación completa. Ottawa puede acabar ahora mismo con esta crisis por sí misma», subrayó un duro editorial publicado por el diario oficial Global Times.

El rotativo también recalcó que Canadá debe actuar sobre Meng «en base a sus obligaciones con China», que deben «prevalecer» sobre las que tenga con «terceros países», en este caso Estados Unidos.

«Canadá sabe que EEUU viola el espíritu del derecho internacional al usar leyes nacionales para extender su jurisdicción», indicó el periódico oficial, y pidió al primero de esos países que actúe como «independiente y soberano» y no como un «estado vasallo».

Según el medio oficial chino, Canadá debe «dejar de esperar las órdenes de Estados Unidos» y «distanciarse de su hegemonismo».

«Esperamos que Canadá tome una decisión en la línea con su reputación de país independiente y civilizado», dijo el periódico.

Por otra parte, el rotativo evitó vincular la detención de Meng con el reciente arresto en China del ex diplomático canadiense Michael Kovrig, que se produce después de que las autoridades chinas amenazaran con «graves consecuencias» si Meng no era puesta en libertad.

La cancillería china justificó ayer el arresto de Kovrig y aseguró que la organización para la que trabaja, el laboratorio de ideas International Crisis Group (ICG), «no está registrada en China en este momento».

A la detención de Kovrig se une hoy el anuncio de que un segundo ciudadano canadiense, Michael Spavor, está «desaparecido» en China, según las autoridades canadienses.

«No hay nada que evidencie una conexión entre la detención de Meng y la de Kovrig. La suposición viene del hecho de que Canadá ha ido demasiado lejos, y la gente, naturalmente, piensa que China va a tomar medidas», según el periódico.

Para el diario oficial, los dos casos son muy diferentes, y alega que la ciudadana china detenida en Canadá «no ha violado ninguna ley» allí, mientras que Kovrig ha sido arrestado por sus «actividades» en suelo chino.

EEUU solicitó la extradición de Meng para hacer frente en ese país a las acusaciones de fraude por violar las sanciones impuestas por Washington a Irán.

En ese sentido, el diario China Daily apuntó hoy en un editorial que EEUU tiene «un plan bien preparado» para emprender una campaña contra Huawei «y otras tecnológicas chinas» con el fin de expulsarlas del mercado estadounidense.

«China se está conteniendo en el caso Meng para que no afecte a las fricciones comerciales con Estados Unidos, y está haciendo todos los esfuerzos para aliviar tensiones», aseguró este diario.

«Es momento de que China se prepare para el próximo golpe de EEUU porque el país va a defender sus líneas rojas y su dignidad», dijo.

Meng consiguió el martes que un juez canadiense le concediera la libertad bajo fianza pese a los temores de la Fiscalía de que se fugue.

Las autoridades estadounidenses tienen 60 días desde su arresto -el pasado 1 de diciembre- para presentar en Canadá una petición formal de extradición. En caso de no hacerlo, Meng quedaría en libertad de forma automática. EFE

jco/jem/jsm

Paypal