Fiscalía excava jardín del sospechoso de desaparecer a Juliana Campoverde

Fiscalía Ecuador. AHORA| En el marco del allanamiento al domicilio del procesado Jonathan C. dentro del caso de Juliana Campoverde, la fiscal Mayra Soria dirige una excavación en el jardín donde en días anteriores, con el georradar, detectó una anomalía en el suelo.

La Fiscalía General del Estado informó que, en el marco del caso Juliana Campoverde, la fiscal Mayra Soria dirige una excavación en la casa de Jonathan Carrillo, pastor evangélico procesado en 2017 por la desaparición de la joven en 2012, y quien además se acogió al derecho al silencio.

En el jardín de la casa de Jonathan Carrillo, ubicada en el norte de Quito, se detectó -el 21 de diciembre- a través de un georradar, que en uno de los patios hubo una remoción de tierra, de un metro de profundidad y ancho. Además en el domicilio se hicieron pruebas ‘luminol’ que dieron positivo a rastros de sangre en el baño.

La fiscal decidió buscar en el patio de Carrillo después que esta misma tarde, durante la reconstrucción de los hechos en la quebrada de Bellavista, donde el mismo imputado, ha dicho que arrojó el cuerpo de la joven, el hombre se negó a colaborar y se acogió al derecho del silencio.

Pese a las declaraciones de Carrillo, en la quebrada de Bellavista no se ha encontrado el cadáver de la desaparecida. Carrillos investigado por secuestro extorsivo con muerte, que tiene una pena de 25 años de cárcel. El detenido decidió cooperar con la justicia para que pedir una reducción en la condena y dijo que había tirado el cuerpo sin vida de la chica en una funda de basura en el terreno. Sin embargo, el abogado de la familia Campoverde, Daniel Véjar indicó que hasta ahora no se ha comprobado que lo que confesó sea verdad .

La madre de Juliana, Elizabeth Rodríguez, solicitó que esta pericia se realizara con el peso y tamaño de su hija. Jonathan Carrillo se negó a hacerlo justo cuando iba a alzar el bulto, que estaba envuelto en dos fundas de basura negra con cinta de embalaje. Para la familia de Juliana,  el procesado se dio cuenta no iba a poder solo, lo cual demostraría que no actuó solo. “Encubre a alguien más. En el momento que iba a subir el cadáver decidió no colaborar”.

Terminada a excavación, pasadas las 18h00, se informó que no se encontró nada.