Juez denuncia presión del chavismo para detener niños en marchas en Venezuela

Opositores se dirigen a un punto de concentración para manifestarse en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, este miércoles en Caracas (Venezuela). Los simpatizantes de la oposición venezolana vuelven a manifestarse en las calles del país para cuestionar la legitimidad del jefe de Estado, Nicolás Maduro, al que el Parlamento y buena parte de la comunidad internacional no reconocen. EFE/Miguel Gutiérrez

La juez Ediluh Guédez, con competencia en responsabilidad penal del adolescente del estado Yaracuy (noroeste), reconoció que fue «coaccionada» desde el chavismo para detener a 11 menores en las protestas que se han registrado desde el pasado 21 de enero en Venezuela contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Guédez, cuyas declaraciones fueron difundidas en un video divulgado este martes en redes sociales, afirmó que ante esta circunstancia ha decidido apoyar al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien el miércoles pasado se adjudicó las competencias del Ejecutivo como presidente encargado.

«Evidencié que no existían suficientes elementos de convicción (…) por lo que mi decisión inicial fue darles la libertad plena, siendo coaccionada por la presidenta del circuito Darcy Sánchez, quien a su vez sigue lineamientos políticos de Julio Heredia«, gobernador chavista de ese estado, dijo Guédez.

Según Guédez, la juez Sánchez la conminó a la sede judicial del estado donde fue «rodeada de funcionarios policiales» y de otros «órganos de seguridad del Estado y el entorno de la presidenta», aseguró.

El lunes, dos diputadas y la ONG Coalición por los Derechos Humanos denunciaron la detención de más de 80 niños en las protestas y que al menos 60 de ellos tienen privativa de libertad.

Guédez asegura en el video que, tras el fallo contra los menores, manifestó a Sánchez «que no estaba dispuesta a seguir directrices gubernamentales y torcer el derecho» y que al tratar de revisar la medida para darles libertad le fue «negado el acceso, recibiendo amenazas de muerte» para ella y su familia.

Por último invitó a sus colegas «a perder el miedo» y trabajar en función «de recuperar la autonomía del juez».

«Reconozco al ciudadano Juan Guaidó como presidente interino de la República de Venezuela, reconozco el Gobierno de transición para enrumbar los destinos del país hacia la democracia Dios mediante«, concluyó.

Precisamente Guaidó se refirió este martes a estas detenciones advirtiendo que mantener retenidos a menores de edad constituye una violación de los derechos humanos «que no quedará impune».

«Advierto: mantener detenidos a menores de edad, niños especiales y con enfermedades, sometidos a tratos crueles es un crimen y una flagrante violación de DDHH que no quedará impune», escribió Guaidó en la red social Twitter.

En otro mensaje Guaidó recordó el artículo 35 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopna) que establece que los «todos los niños y adolescentes tienen derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión».

«No es un delito que los niños y adolescentes detenidos hayan expresado su deseo de exigir un mejor país», sostuvo Guaidó.

Por último recordó que «los crímenes de lesa humanidad no prescriben, señores funcionarios venezolanos; no se anoten en esa lista; piensen en sus hijos, madres, hermanos. Luchar por una mejor Venezuela para todos, demanda también de su participación y apoyo», cerró.

Maduro se impuso con holgura en los comicios anticipados de mayo pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerarlos fraudulentos.

El antichavismo afirma que Maduro «usurpa» y que por ende el Poder Ejecutivo recae en el jefe del Parlamento hasta que sean convocadas nuevas elecciones, según la interpretación que hacen de los artículos 233, 333 y 350 de la Carta Magna. EFE