Policía de Perú advierte de «fake news» en protestas por el conflicto minero

Fuerabamba

La Policía de Perú desmintió este lunes las versiones que circulan en redes sociales que apuntan a actuales enfrentamientos en una zona minera del sur del país entre campesinos y agentes, con un saldo de cuatro muertos, en las que se trata en realidad de imágenes de hechos de 2015.

La comunidad campesina de Fuerabamba pide una compensación por el paso de los camiones de la minera por un camino que atraviesa un predio de la misma comunidad, motivo por el que desde hace casi dos meses mantienen bloqueado la circulación de los vehículos.

Las Bambas se encuentra a más de 4.000 metros de altitud, en la provincia de Cotabambas, en la región de Apurímac (sur), y el año pasado produjo unas 385.000 toneladas de cobre, según datos del Ministerio de Energía y Minas.

Durante el fin de semana circularon por redes sociales noticias e imágenes que daban como actual un enfrentamiento entre campesinos y la Policía Nacional que había dejado cuatro agricultores muertos, lo que realmente ocurrió en 2015 en una protesta similar en la zona.

Otros medios afirmaron que un contingente de 2.000 policías y 300 militares estaba en camino a la zona del conflicto para reprimir la protesta, lo que este lunes fue negado por el jefe regional de la Policía Nacional, Héctor Loayza.

«No sé de dónde ha salido esa información. Solamente han estado lanzando ‘psicosociales’ para exacerbar la población, que se junten otras poblaciones y así se agrave la crisis», dijo Loayza.

Aunque no descartó que esto pueda suceder en algún momento, Loayza afirmó a medios locales que por el momento se mantienen en una situación de tranquilidad y que en el lugar hay únicamente un contingente de 70 policías que es el número habitual para brindar seguridad a la zona.

El general de la Policía indicó que el conflicto lo está manejando el Gobierno «a los más altos niveles» y que es posible que en breve llegue a la zona el ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes.

Precisamente la ausencia de altas autoridades en la zona fue el principal lamento que hizo al Canal N Emerson Huasao, uno de los participantes en el bloqueo que hacen los campesinos a la entrada de la unidad minera.

«Queremos emplazar al presidente, Martín Vizcarra, a que venga aquí. Hasta el momento no se ha presentado ningún ministro ni viceministro. Vamos a permanecer aquí hasta que nos escuchen nuestras autoridades», afirmó Huasao.

El manifestante calificó de «secuestro» las detenciones de algunos dirigentes y abogados de la comunidad por presuntamente extorsionar a la empresa con la demanda de 100 millones de soles (30 millones de dólares) a cambio de permitir el paso de los camiones.

El camino de estas comunidades campesinas, declarado por el Gobierno como carretera nacional para que lo utilicen al día unos 250 camiones de gran tonelaje, ha sido motivo de periódicas protestas campesinas desde hace cinco años, que se saldaron con 5 muertos entre 2015 y 2016.

La divergencia viene de 2014, cuando el consorcio australiano-chino MMG compró por la concesión de la mina por unos 10.000 millones de dólares a la minera suiza Glencore y prescindió del túnel para trasladar el mineral hasta la vecina provincia de Espinar, como inicialmente había sido proyectado. EFE