Ecuador fomenta bachillerato técnico para «reencantar» a los jóvenes en el campo

Ecuador busca asegurar el relevo generacional de su pequeña agricultura para los próximos 20 años, a través del fortalecimiento de su Bachillerato Técnico Agropecuario (BTA), con el que busca «reencantar» a sus jóvenes con el campo, señaló este lunes a Efe su ministro de Agricultura, Xavier Lazo.

«Queremos que sea uno de los principales iniciadores de los procesos de recambio. Al joven rural hay que reencantarlo, reconquistarlo y motivarlo para que pueda quedarse en el campo, pero con innovación», aseveró Lazo, quien llegó a Lima para participar en el encuentro Good Growth Conference 2019.

Lazo detalló que en Ecuador la edad promedio de los agricultores supera los 47 años, con índices de escolaridad muy bajos, y «sin educación es difícil el acceso a la tecnología, a la innovación, a una buena cultura de crédito agropecuaria, sistema financiero, conocimiento sobre la vulnerabilidad frente al cambio climático».

Mediante el BTA, que se imparte en 302 unidades educativas en Ecuador, los jóvenes reciben una formación que les permite ampliar sus oportunidades de inserción laboral, pero también crear sus propios emprendimientos basados en módulos formativos que abarcan producción agrícola y ganadera o pecuaria, ligadas al medio rural y a las cadenas de producción.

Asimismo, explicó que otro de los retos es disminuir la intermediación y acortar las cadenas de comercialización para lograr un comercio justo y solidario.

En relación a las posibilidades que ha abierto el Gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, de un posible tratado de libre comercio (TLC) con Estados Unidos y otros países, Lazo señaló que el trabajo del sector agrícola es de doble vía.

«Nuestros agricultores tienen que saber qué es un trabajo de doble vía, porque tampoco somos islas como países, así que tenemos que también competir», anotó.

En esa línea, Lazo descartó que para competir haya únicamente que promover una agricultura de gran escala, sino que señaló que es «un convencido de que se puede competir desde lo pequeño, manteniendo al joven en el campo».

Así, el ministro de Agricultura destacó que el gobierno ecuatoriano ha creado un «gran programa de crédito para los jóvenes» denominado Impulso Joven, para promover los emprendimientos en los diversos sectores.

«Tenemos mucho apoyo al joven rural, así como a la mujer rural, crédito, asistencia técnica, uso de infraestructura que en este momento ha sido puesta al servicio de la sociedad agropecuaria», señaló el ministro.

Al mismo tiempo explicó que Ecuador, debido a la situación macroeconómica que atraviesa, necesita abrirse a nuevos mercados, y que eso pasa por orientar la agricultura hacia «hacia la productividad y encadenamiento productivo.

«Nos va a dar muchos mejores resultados el no comportarnos como islas», acotó. La agricultura familiar en Ecuador representa el 70 % de la producción, y abastece el 60 % de la canasta básica familiar. EFE

Paypal