Brasil concede 6.865 permisos de trabajo a foráneos entre abril y junio de 2018

Brasil concedió 6.865 permisos de residencia para fines de trabajo a inmigrantes en el segundo trimestre de este año, un 23,34 % más que los autorizados en el mismo período de 2017, informaron hoy fuentes oficiales.

Según el Ministerio de Trabajo, filipinos, japoneses y estadounidenses fueron los que más obtuvieron concesiones en este segundo trimestre.

Estados Unidos lideró la lista en el mismo período del año pasado, seguido de China y Filipinas.

Entre los países del Mercosur, la principal nacionalidad beneficiada fue la venezolana, con 71 autorizaciones en el segundo trimestre de este año y 75 en el segundo trimestre de 2017.

No obstante, el Ministerio señaló que en ese grupo no están incluidos los venezolanos que han entrado en el país con solicitud de refugio o en la condición especificada por la política migratoria especial, ya que esos casos «son monitoreados por la Policía Federal y el Ministerio de Justicia».

En las estadísticas del segundo trimestre tampoco está incluido un grupo significativo de trabajadores suramericanos amparados por el Acuerdo de Residencia del Mercosur y los países asociados, que permite que los residentes de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile, Perú, Colombia y Ecuador trabajen en cualquiera de los países signatarios hasta por dos años sin pedir autorización.

Los datos del Ministerio, que fueron presentados este martes en la reunión del Consejo Nacional de Inmigración en Brasilia, también indicaron que la mayoría de los inmigrantes a los que se les concedió el permiso de trabajo son hombres.

Para este segundo trimestre, fueron 6.339 hombres los que solicitaron la autorización frente a 526 mujeres – una proporción de 12 personas del sexo masculino por una del sexo femenino.

En el mismo período del año pasado, fueron 4.772 hombres y 794 mujeres, una proporción de seis a uno.

De acuerdo con la cartera de trabajo, la mayoría de los inmigrantes que recibieron autorización en este segundo trimestre tienen entre 20 y 49 años. De las 6.865 concesiones, 5.651 fueron para ese grupo de trabajadores, lo que representa el 82,31 % del total.

El nivel de escolaridad de los foráneos que llegan a trabajar al gigante sudamericano también es alto, según los datos del Ministerio.

El 59 % de los admitidos entre abril y junio de este año tienen educación superior mientras que solo un 0,49 % han llegado hasta la enseñanza fundamental.

El Ministerio de Trabajo concede dos tipos de autorizaciones de trabajo: el permiso de residencia y el permiso de residencia previa.

El primero es para inmigrantes que ya están Brasil y necesitan autorización para trabajar y el otro cuando la empresa hace el pedido pero la persona a la que se le va a conceder el permiso todavía está en su país de origen.

Según los datos del Ministerio, en el segundo trimestre de este año se concedieron 1.033 permisos de residencia y 5.832 permisos de residencia previa.

En noviembre del año pasado entró en vigor en Brasil una nueva Ley de Migración que iguala los derechos y deberes de los extranjeros a los de los brasileños y facilita su llegada al país como mano de obra.

Según la normativa, los extranjeros con curso superior o equivalente podrán trabajar en Brasil sin la necesidad de tener que llegar con una propuesta formal de empleo de una compañía afincada en el país. EFE

Paypal