Ecuador. Viernes 30 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pánico en bolsas mundiales tras “Brexit”. Dow Jones se desploma 600 puntos

Corredores de bolsa trabajan en el parqué de Nueva York. EFE/Andrew Gombert

Nueva York, 24 jun (EFE).- Wall Street cerró hoy con fuertes pérdidas y el Dow Jones, su principal indicador, se desplomó mas de 600 puntos y el Nasdaq cayó un 4,12 %, tras una jornada de pánico en las bolsas mundiales por la victoria del “brexit” en el Reino Unido.

Publicidad

Según datos provisionales al cierre de las operaciones, el Dow Jones bajó un 3,39 % (-610,80 puntos) hasta 17.400,27 unidades, el índice Nasdaq perdió 202,06 puntos hasta 4.707,98 enteros y el selectivo S&P 500 cayó un 3,60 % hasta 2.037,31 enteros.

En lo que respecta al Dow Jones y al S&P, el porcentaje de caída de hoy es el mayor desde agosto del año pasado, mientras que el derrumbe del índice compuesto del Nasdaq es el más pronunciado desde agosto de 2011.

Estas caídas, que contrastan con las fuertes alzas de la víspera, son consecuencia de la decisión de los ciudadanos del Reino Unido de votar el jueves a favor de que su país salga de la Unión Europea, una posibilidad que ya se anticipaba que impactaría en los mercados.

A pesar de estos datos, el descalabro sufrido hoy en Wall Street, es menor al desplome experimentado por los mercados europeos.

El principal indicador bursátil de París cedió un 8,04 %, el de Fráncfort un 6,82 % y el de Madrid, en la última jornada bursátil antes de las elecciones del domingo, el 12,35 %.

En cambio, en Londres, el FTSE 100 tuvo una caída, aunque grande, parecida a la de Wall Street (-3,15 %).

Esto es lo peor que recuerdo en mis años de servicio público“, afirmó el expresidente de la Reserva Federal Alan Greenspan en una entrevista con el canal financiero CNBC.

Greenspan cree que los mercados se enfrentan a una crisis peor que la del 19 de octubre de 1987, cuando el Dow Jones cayó un 23 %. “No hay nada como esto”, insistió el presidente del banco central estadounidense entre 1987 y 2006.

En el bando de perdedores se encontraba también el petróleo. El de Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 4,93 %, hasta los 47,64 dólares el barril, mientras que el de Brent, de referencia en los mercados globales, perdió un 5,04 %, hasta los 48,34 dólares.

Y, en cambio, en el bando de ganadores destacó el precio del oro, que cerró hoy con 1.322,40 dólares la onza, en el nivel más alto desde julio de 2014, gracias a un aumento del 4,7 %.

Las turbulencias y el impacto en los mercados de divisas castigaron duramente a la libra esterlina y, en menor medida, al euro, y a la larga beneficiaron al dólar.

Al cierre de Wall Street la divisa europea perdía un 2,6 % y se cambiaba a 1,1094 dólares, y la libra esterlina se derrumbaba un 5,8 % y se quedaba con un valor de 1,40 dólares.

De momento, las turbulencias financieras de hoy alejan aún más la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed), en su próxima reunión de julio, apruebe una nueva subida en las tasas de interés de referencia.

Los efectos del “brexit”, de hecho, no sólo alejan esa subida, sino que se comienza a hablar en el mercado de la posibilidad de que, en lugar de un alza, la Fed termine haciendo un nuevo recorte en las tasas, que se encuentran entre el 0,25 y el 0,50 %.

“La economía global tendrá que hacer frente a una perspectiva de menor crecimiento y las tasas, de esa forma, se van a mantener más bajas por más tiempo”, afirmó Chris Gaffney, presidente de la firma financiera EverBank World Markets.

El grupo financiero Bank of America-Merrill Lynch, uno de los mayores del país, en una comunicación a sus clientes apuesta a que, de haber una subida en las tasas de interés, posiblemente no sea hasta diciembre, y otras dos en 2017 y 2018.

También informó de que, a partir de la votación en el Reino Unido, está revisando a la baja, en 0,2 puntos porcentuales, su previsión de crecimiento de la economía de Estados Unidos para este año, hasta situarla en el 1,8 %.

“La única certidumbre es la incertidumbre”, afirmó esta firma. EFE

Publicidad