Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Surcorea pide detener a directivo de Samsung

Lee Jae-yong, vicepresidente de Samsung Electronics Co. llega a una audiencia en la Asamblea Nacional en Seúl el 6 de diciembre del 2016. (AP Photo/Lee Jin-man, File)

SEÚL, Corea del Sur (AP) — Contra la costumbre de favoritismo hacia los jerarcas de las grandes empresas de Corea del Sur, las autoridades pidieron el lunes el arresto del directivo de facto de Samsung Electronics, la empresa más valiosa del país, en medio de un escándalo por tráfico de influencias que derivó en la destitución de la presidenta.


Publicidad

Lee Jae-yong, de 48 años y vicepresidente de Samsung Electronics, está acusado de malversación de fondos, de mentir bajo juramento durante una interpelación parlamentaria y de ofrecer un soborno de 43.000 millones de wones (36 millones de dólares) a una amiga de la destituida presidenta Park Geun-hye, expresó Lee Kyu-chul, portavoz de la comisión investigativa del caso.

Resulta sorpresivo que las autoridades hayan requerido la detención del hombre considerado símbolo del futuro de las “chaebol”, como se le dice aquí a los conglomerados de propiedad familiar. Ese tipo de ejecutivos por lo general son venerados como pilares de la economía nacional.

Samsung Electronics es la empresa más exitosa de Corea del Sur y fuente de orgullo para muchos ciudadanos que equiparan su éxito financiero con el prestigio mundial del país. Sin embargo, la compañía ha atravesado dificultades en los últimos seis meses debido a que su nuevo smartphone contenía una falla que lo hacía estallar en llamas.

Los fiscales saben que el arresto de Lee podría suscitar temores de que ello perjudicaría la economía, pero el vocero de la comisión investigativa dijo a reporteros: “creemos que lo más importante es que se haga justicia”.

Un tribunal se Seúl anunció que será el miércoles cuando evalúe el pedido de los fiscales.

“La exigencia colectiva de que las chaebol, especialmente Samsung, no estén por encima de nadie y de que todos seamos igual ante la ley, se ha intensificado”, declaró Kim Sang-jo, director ejecutivo de Solidaridad para Reformas Económicas, un grupo privado que aboga por mayor transparencia en las grandes empresas. “Los fiscales y las instituciones judiciales no pueden hacer a un lado la presión pública”.

Se acusa a Samsung de donar dinero a diversas entidades controladas por Choi Soon-sil, una amiga de la presidenta, entre ellas dos fundaciones sin fines de lucro y un centro de esquí controlado por una sobrina de Choi. Esto, supuestamente, ocurría mientras la compañía pedía asistencia del gobierno para organizar una sucesión en su dirigencia, ya que el padre de Lee Jae-yong lleva más de dos años hospitalizado.

Parte del dinero otorgado a Choi fue supuestamente malversado por el vicepresidente de Samsung, dijo el portavoz de la comisión investigativa. Se negó a dar la cifra exacta.

___

(I)