Ecuador. jueves 23 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Destruyen dos refinerías de crudo en el suroeste de Colombia

Las autoridades colombianas destruyeron dos refinerías usadas para almacenar y procesar crudo extraído ilegalmente del oleoducto Transandino en el suroeste del país, el cual sería usado por el narcotráfico, dijeron hoy fuentes castrenses.


Publicidad

El operativo se desarrolló en una zona rural del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, donde fueron descubiertas varias válvulas conectadas al oleoducto, indicó la Armada en un comunicado.

El sistema de tubos y mangueras con el cual robaban el crudo se extendía “por varios kilómetros selva adentro”, cruzaba el río “a través de un sistema de guayas que fueron seguidas por las tropas hasta llegar a dos lugares que habían sido adecuados en medio de una zona despoblada”, agregó la información.

La tropas hallaron “13 excavaciones tipo piscina, de aproximadamente 20 metros de largo por ocho metros de ancho y tres metros de profundidad, cubiertas con plásticos que contenían hasta 420 barriles de petróleo robado”.

Además, se incautaron de plástico negro, tubería, canecas, contenedores metálicos “utilizados en el proceso de destilación”, plantas eléctricas y una motobomba.

“Estas dos refinerías ilegales venían causando un gran deterioro ambiental en la zona, dado que el crudo era derramado directamente en el bosque y en un río cercano”, advirtió la Armada.

El comunicado detalló que el oleoducto Transandino se extiende a lo largo de 305 kilómetros entre la localidad de Orito, en el departamento de Putumayo (suroeste) hasta el puerto de Tumaco, en Nariño, y transporta entre 40.000 y 85.000 barriles de petróleo.

El combustible era utilizado para actividades delictivas asociadas al narcotráfico y generaba diariamente pérdidas por 66 millones de pesos (unos 22.664 dólares) a Ecopetrol, según la Armada. EFE