Ecuador. Sábado 10 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Danny DeVito: “No voy a parar hasta que tenga que hacerlo”

Danny DeVito

Los Ángeles (AP) — A fines de julio de 2014, Danny DeVito fue tendencia en las redes sociales luego que unas cuantas personas publicaron fotos del actor caminando por Manhattan con un perro salchicha ataviado en un vestido amarillo de lunares. El perro llevaba el vestido, no DeVito, pero aun así era un espectáculo.

Publicidad

Más tarde el actor explicó a Jimmy Fallon que esto de hecho fue para una película del realizador independiente Todd Solondz, “Wiener-Dog “, que se estrena en salas de cine selectas el viernes. Digamos que la alegre imagen cobra un tono completamente diferente en el filme, en el que DeVito interpreta a un triste profesor de escritura de guiones cuya vida es una serie de grandes decepciones. Es una de las viñetas de la cinta, que sigue la vida del perro con diferentes dueños (los otros son Julie Delpy y Tracy Letts, Greta Gerwig y Ellen Burstyn).

DeVito, de 71 años, está sentado en su tráiler en el estacionamiento de Fox Studios donde filma la 12 temporada de la comedia de FXX “It’s Always Sunny in Philadelphia”. Ha tenido el mismo tráiler, su segundo, por 20 años; es un recordatorio del gran contraste entre una serie de comedia que marcha sobre ruedas y una cinta independiente.

“Fue una ‘película sin presupuesto’, ni siquiera una película de bajo presupuesto. No había dinero. Yo estoy acostumbrado a … quiero decir, mira dónde estoy”, dice en referencia al acogedor tráiler, fácilmente tan grande como un apartamento. “Aquí es adonde vengo entre tomas. Tengo un baño. Tengo una habitación. … En ‘Wiener-Dog’ hacíamos pipí en bodegas”.

Dijo que estaba encantado con el filme, con Solondz y la experiencia en general, aunque su compañero canino fue un poco difícil por momentos. Su primera escena juntos era una toma supuestamente sencilla, filmada desde dos ángulos, de DeVito escogiendo el vestido amarillo en una tienda y mostrándoselo al perro.

“El perro no paraba de moverse. Nunca llegó a ver el vestido. Nunca me miró a mí. Miraba al entrenador, se iba de acá para allá. Creo que le mostré el vestido 40 veces. Finalmente lo logramos, pero el perro estaba, tú sabes”, dijo DeVito entre risas. “¡He trabajado con perros y gatos! En ‘La guerra de los Roses’ tuvimos a un perro persiguiendo a un gato. Muchas veces funciona, ¿pero este perro? Este perro era difícil. Después de como media hora le dije a Todd, ‘Nota recordatoria: encontrar primero a un perro que te haga caso, ¡luego escribir el guion!”’.

Y entonces está su personaje, Dave Schmerz. Sus alumnos no lo respetan. Su agente no responde sus llamadas. Y su vida es simplemente un doloroso golpe banal después de otro. Es un giro dramático inesperado que te hace sentir un puñetazo en el estómago, de un actor que todos pensamos que conocíamos bien a estas alturas.

DeVito es un poco más optimista que Dave.

“Siempre pensé en el tipo que ganó el Oscar por ‘The King’s Speech’ (‘El discurso del rey’) cuando pensaba en Dave”, dijo DeVito de David Seidler, quien era un setentón cuando ganó su primer Premio de la Academia. “¡Uno no puede perder la fe!”.

Tampoco ha perdido la fe en Bernie Sanders. Con su conocida gorra con el lema “Democracy Now!” (¡Democracia ahora!) en la mano, habla apasionadamente del poder de la gente para cambiar las cosas.

“Marché por las calles para no ir a Vietnam. Al final no me recibieron. Pero los únicos que pueden parar las cosas son las personas. La gente tiene que unirse”, dijo.

DeVito sigue tan curioso y comprometido como siempre. Menciona teorías y hechos de libros como “Armas, gérmenes y acero” de Jared Diamond, “Sapiens: una breve historia de la humanidad” de Yuval Noah Harari y un episodio reciente de “Fresh Air” sobre manipulaciones.

También tiene otros proyectos entre manos, como “The Comedian”, una comedia de Taylor Hackford con Robert De Niro, Cloris Leachman, Patti LuPone y Edie Falco, ahora en postproducción, y “Triplets”, una secuela de “Twins” (“Gemelos”) que tiene años en gestación. Pero el que lo tiene más emocionado es “Asbury”, un filme que lo llevaría de regreso a su natal New Jersey y a la silla del director.

“No estoy seguro exactamente cuándo la voy a filmar”, dijo. “Quiero que esté bien antes de comenzar”.

“It’s Always Sunny…” se graba a lo largo de 12 semanas y entonces DeVito queda libre para viajar y estudiar lo que hará después. La serie ya renovó contrato por dos temporadas más.

“No voy a parar hasta que tenga que hacerlo”, dijo DeVito. “Solo hay una fecha límite”. (E)

Publicidad