Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fotógrafo de AP relata cómo escapó de Siria

ANTAKYA, Turquía (AP) — Parecía buen momento para escapar de Siria. Las explosiones iluminaban la noche mientras corríamos con la esperanza de salir del país luego de pasar casi tres semanas cubriendo un conflicto que el gobierno parece determinado a impedir que el mundo vea.


Publicidad

El fuego de los tanques estremecía las calles de la ciudad detrás de nosotros, las balas de los francotiradores pasaban silbando cerca de nuestras cabezas y los rebeldes que nos escoltaban casi habían agotado sus municiones.

Mientras las fuerzas del régimen cercaban la ciudad norteña de Idlib, hasta entonces bajo control de los insurgentes, el videoperiodista de Associated Press Ahmed Bahaddou y yo nos preparamos para partir el domingo hacia la vecina Turquía en una jornada que nos llevaría por un pasaje obscuro como boca de lobo y kilómetros de enmarañados bosques de olivo en un clima gélido.

Hallamos obstáculos y peligros a cada paso que dábamos, desde combates entre combatientes rebeldes y fuerzas gubernamentales hasta el extravío de nuestro guía.

Coordinamos nuestro escape con el Ejército Libre de Siria, la fuerza insurgente que luchaba para mantener el control de Idlib, pero la situación se deterioraba rápidamente. Los francotiradores, el fuego de artillería y las explosiones se acercaban más y más.

Nos van a matar a todos“, me dijo un aterrado activista sirio que estalló en lágrimas. Un combatiente rebelde dijo que las tropas del gobierno sin duda capturarían la ciudad, porque los insurgentes se estaban quedando sin municiones.

Un comandante de los sublevados dijo que comprendería si sus combatientes deseaban huir y ponerse a salvo.

El que quiera irse y ya no luchar, deje aquí su kalashnikov“, dijo. Nadie lo hizo.

Por RODRIGO ABD