Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El problema de las drogas en las Américas y su futuro, a discusión en la OEA

Guatemala, 3 jun (EFE).- El problema de las drogas en las Américas, el cual cada año se cobra la vida de miles de personas, tanto por el consumo como por la violencia que genera su tráfico, y las nuevas estrategias para su tratamiento y combate, será el principal tema de discusión de la 43 Asamblea General de la OEA.


Publicidad

Tres mandatarios, 28 ministro y secretarios de Relaciones Exteriores, y representantes de alto nivel de 34 de los 35 países que forman parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), debatirán al respecto a partir de mañana y hasta el próximo jueves, en la colonial ciudad guatemalteca de Antigua.

La discusión se basará en un estudio científico elaborado por un grupo de expertos internacionales a petición de la Secretaría General de la OEA, el cual a su vez fue solicitado a ese organismo hemisférico por los jefes de Estado y de Gobierno que participaron en abril del año pasado en la Cumbre de las Américas, celebrada en Cartagena de Indias (Colombia).

El informe, denominado “El problema de las drogas en las Américas”, según declaró este lunes el secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, “rompe el tabú” de que los temas relacionados con la producción, tráfico, comercio y consumo de drogas no se pueden discutir al más alto nivel continental.

Rompe el tabú, también, precisó Insulza, de que no se pueda plantear “la realidad tal como es” de la problemática desatada por el problema de la drogas, así como de los escenarios proyectados a futuro para cambiar esa realidad.

Desde que en febrero del año pasado el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, propuso a la comunidad internacional iniciar un diálogo para buscar nuevas alternativas de combate al problema de las drogas, entre ellas la despenalización, ha habido importantes avances en la discusión, pero los consensos aún se ven lejanos.

De ahí que Insulza haya aclarado que durante la Asamblea General no se presentará ninguna propuesta concreta al respecto, sino que solo se dará a conocer el informe científico sobre la realidad de la problemática en el continente.

“Propuestas, no traemos. El mandato que nos dieron los presidentes el año pasado fue hacer un informe de la realidad objetiva”, y eso fue lo que se hizo y lo que se presentará durante la Asamblea, explicó el secretario.

El documento, por una parte, plantea “cómo están las cosas hoy día en el tema de las drogas”, y por la otra, presenta “los escenarios sobre cómo se podría asumir ese problema en los próximos años según la política que se vaya siguiendo”.

Aunque son informes “de gran contenido”, insistió Insulza, los mismos “no concluyen sobre lo que haya que hacerse” en el continente para abordar la problemática.

Y durante la Asamblea, aseguró el ministro guatemalteco de Relaciones Exteriores, Fernando Carrera, no se discutirá siquiera la la posible legalización de la marihuana como lo piden organizaciones de la sociedad civil.

En la declaración final de la Asamblea General, aclaró el canciller, según los consensos a los que han llegado los países participantes, se planteará que el asunto de lasdrogas debe verse con un enfoque de derechos humanos y un problema de salud.

El establecimiento de un mecanismo que dé seguimiento al diálogo que genere la estrategia latinoamericana sobre el combate a las drogas, será el resultado más sobresaliente de la reunión, agregó Carrera.

Representantes de las organizaciones de la sociedad civil del continente, que este lunes participaron en una conversación informal con Insulza, coincidieron en solicitar que los derechos humanos y las políticas sanitarias sean consideradas como ejes centrales en las nuestras estrategias de combate a las drogas.

Los miembros latinoamericanos del Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas, enviaron una carta abierta a los Gobiernos que participarán en la Asamblea en la que los insta a reforzar sus compromisos en materia de derechos humanos frente a las políticas de drogas, y en esa medida, discutan y replanteen las iniciativas existentes, con el fin de ubicar los derechos humanos en el centro del debate.

La Asamblea será oficialmente inaugurada la noche del martes, en una finca cafetalera ubicada en las afueras de Antigua, y las sesiones plenarias se realizarán a partir del miércoles en un hotel de esa ciudad colonial.

Además de Otto Pérez Molina, presidente anfitrión, participarán en la asamblea los mandatarios Laura Chinchilla, de Costa Rica, y Danilo Medina de República Dominicana. EFE

Video relacionado

https://www.youtube.com/watch?v=28Ls7ib-kkY