Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Confirman que Arafat ingirió polonio

LAUSANA, Suiza (AP) — El líder palestino Yasser Arafat ingirió polonio antes de su muerte hace nueve años y no pudo haber sido un accidente, anunciaron científicos suizos este jueves.


Publicidad

El laboratorio suizo examinó los restos de Arafat, su ropa interior y una valija que tenía en sus últimos días antes de morir en un hospital de París, y halló que las cantidades de polonio y plomo no pudieron haber sido resultado de un proceso natural. La duración de su enfermedad y las condiciones de su muerte también coinciden con un envenenamiento con polonio, dijo la entidad.

Uno no absorbe accidental o voluntariamente una fuente de polonio: no es algo que aparezca porque sí en el ambiente“, afirmó Patrice Mangin, director del Centro Forense del Hospital de la Universidad de Lausana. Agregó que no podía afirmar inequívocamente qué mató a Arafat, ya que las muestras biológicas obtenidas recién el año pasado estaban muy degradadas.

Nuestros resultados respaldan de forma razonable la teoría del envenenamiento“, dijo Francois Bochud, director del Instituto de Física de Radiación que realizó la investigación, aunque insistió que siguen existiendo dudas que requerirán nuevas investigaciones.

“¿Podemos excluir el polonio como causa de la muerte? La respuesta es claramente ‘no”’, agregó. “¿Fue el polonio la causa de la muerte con toda seguridad? La respuestas es no”.

Bochud afirmó que el polonio puede ser obtenido con autorización y agregó que su propio laboratorio lo obtiene en forma líquida a fines de investigación.

De esa forma, agregó, apenas una cantidad minúscula colocada en alimentos o bebidas sería letal en el término de aproximadamente un mes.

Funcionarios palestinos han dicho siempre que Israel envenenó a Arafat, lo que el estado judío niega.

Suha Arafat, su viuda, solicitó el jueves a los líderes palestinos que busquen justicia para su marido.

En un diálogo telefónico con The Associated Press desde Doha, la capital de Catar, no mencionó a Israel pero sostuvo que solo países con capacidad nuclear tenían acceso al polonio. “No puedo acusar a nadie, pero es evidente que esto es un crimen, y que solo países con reactores nucleares pueden tenerlo y hacerlo”, afirmó.

“Ahora todo está en manos de la Autoridad Palestina”, agregó. “Tiene que hallar las herramientas y promover el caso legal. Puede apelar a las instituciones legales internacionales y tribunales internacionales”.

Científicos no vinculados con el estudio dijeron que el polonio no se encuentra de manera natural en el organismo humano.

“Es difícil comprender por qué (Arafat) habría de tener polonio si estaba en su cuartel general en Ramala”, dijo Alastair Hay, profesor de toxicología ambiental en la Universidad de Leeds. “No era una persona que andaba en plantas de energía atómica o manejaba isótopos radiactivos”.

Sin embargo, según el experto en radiación Derek Hill, del University College de Londres, la presencia de polonio pudo deberse a la contaminación.

“Alguien podría haber tratado de alterar las pruebas con fines políticos”, dijo.

El estudio suizo advierte que no puede garantizar la “cadena de custodia”, es decir, por cuáles manos pasaron las muestras entre la muerte de Arafat y la recepción de aquéllas en Lausana.

En una declaración difundida por su oficina, el presidente palestino Mahmud Abbas pidió a los organismos policiales palestinos que “que sigan la investigación y den a conocer todos los detalles sobre la muerte del desaparecido líder Yasser Arafat, y poner toda la verdad ante el pueblo palestino y el mundo”.

El líder palestino murió en noviembre del 2004 en un hospital militar francés, un mes después de caer violentamente enfermo en su complejo de Cisjordania, que estaba rodeado por los israelíes.

El informe de 108 páginas fue publicado el miércoles por la estación de televisión por satélite Al-Jazeera, con sede en Catar. La emisora, junto con la viuda de Arafat, inició el año pasado una investigación sobre la muerte de Arafat.

Este año se exhumaron los restos de Arafat. El informe suizo dijo que los restos y la tierra circundante contenían niveles elevados de polonio-210, una sustancia letal.

Las autoridades israelíes negaron haber tenido que ver con la muerte del líder palestino.

Paul Hirschson, un vocero de la cancillería israelí, calificó las denuncias de “bazofia”.

Les puedo asegurar que, oficialmente, Israel no tuvo nada que ver“, afirmó en una entrevista telefónica el exfuncionario israelí Dov Weisblass, que era asesor del entonces primer ministro israelí Ariel Sharon. “A fines del 2004, Israel no tenía ningún motivo para considerar siquiera una medida de este tipo”.

El polonio puede ser un subproducto del procesamiento químico del uranio, pero por lo general se produce artificialmente en un reactor nuclear o un acelerador de partículas. Israel tiene un centro de investigación nuclear y se cree que tiene un arsenal nuclear, pero no lo confirma ni lo niega.

Vídeo relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=Q6BbvRXmGVQ