Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Campaña contra armas nucleares gana más adeptos

México, 12 feb (EFE).- La Campaña Internacional para la Abolición de Armas Nucleares (ICAN) sostuvo hoy que cada vez más países están apoyando a este movimiento creado en 2007 y que cuenta ya con el respaldo de 126 Gobiernos y unas 350 ONG.

ARCHIVO / Armas nucleares

México, 12 feb (EFE).- La Campaña Internacional para la Abolición de Armas Nucleares (ICAN) sostuvo hoy que cada vez más países están apoyando a este movimiento creado en 2007 y que cuenta ya con el respaldo de 126 Gobiernos y unas 350 ONG.


Publicidad

“Las potencias nucleares están cada vez más preocupados porque obviamente están perdiendo control” del debate sobre este tipo de armas, dijo la sueca Beatrice Fihn, integrante del Grupo Directivo Internacional de la no gubernamental ICAN, en entrevista telefónica con Efe.

La activista se encuentra en México con otros representantes de ICAN (www.icanw.org) para participar en la II Conferencia sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares que inicia mañana en Nuevo Vallarta, en el occidental estado de Nayarit.

Como sucedió en la primera edición, celebrada en Oslo (Noruega) en 2013, la cita registrará la ausencia de las cinco potencias nucleares reconocidas (China, EE.UU., Francia, Reino Unido y Rusia).

Fihn explicó que ICAN está integrada actualmente por 350 ONG de 90 países que intentan que haya un nuevo tratado que prohíba las armas nucleares, que las declare “ilegales” y las elimine.

“El incremento de los riesgos de proliferación y uso de las armas nucleares hace que ahora sea más importante que nunca una acción global coordinada a favor del desarme nuclear”, sostiene ICAN.

Actualmente, nueve países gastan más de 100.000 millones de dólares anuales en armas nucleares, según ICAN, que indica que el sólo hecho de poseerlas y mantenerlas conlleva graves consecuencias humanitarias.

China, Corea del Norte, Estados Unidos, Francia, India, Israel, Pakistán, Reino Unido y Rusia poseen aproximadamente 17.300 armas nucleares, según la plataforma.

Fihn confió en que la conferencia de Nuevo Vallarta, que reunirá a altos funcionarios, expertos y representantes de la sociedad civil, permita avanzar en la “movilización de la comunidad internacional” contra las armas nucleares.

Explicó que entre los grupos civiles presentes existe una conciencia de que es “inaceptable” que existan este tipo de armas, y de que hay que “hacer algo para prevenir que sean usadas”.

“Queremos ser capaces de inspirar a los Gobiernos para tomar más acción. En los últimos años no se ha hecho nada. Queremos un buen empuje”, agregó.

Este incipiente movimiento en pro del desarme contaba en octubre pasado, cuando se recabaron adhesiones al mismo en la Asamblea General de la ONU, con el respaldo de 126 países, muy por encima de los 16 que firmaron una primera declaración conjunta en 2012.

Entre los países que más avalan la abolición de las armas nucleares, la activista mencionó a Austria, Indonesia, Irlanda, Malasia, Noruega, Nueva Zelanda, Suiza y México.

Todos los países están “preocupados por el impacto humanitario” que podría tener un ataque o un accidente nuclear involuntario y en Nuevo Vallarta discutirán sobre qué consecuencias podría haber en una situación de desastre nuclear.

La cita, dijo, debe servir para “trabajar sobre hechos, no sobre opiniones” en torno a las consecuencias humanitarias del uso de este tipo de armas que permitan reconocer que “son inaceptables y que la comunidad internacional no puede responder a un desastre” de esta magnitud en su configuración actual.

Destacó que Gobiernos, sociedad y organismos internacionales de distinto cariz “están todas uniendo fuerzas” para un desarme nuclear real, aunque reconoció que entre ellas hay “visiones distintas” que hacen difícil saber, por ahora, en qué terminará esta campaña. EFE