Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estado Islámico llama a musulmanes a matar civiles de países que luchen contra ellos

Integrantes del Estado Islámico afuera de una comisaría en Nínive, Irak, en una foto sin fecha tomada de un cibersitio de extremistas islámicos el 19 de septiembre del 2014. La foto ha sido verificada y sus contenidos se ajustan a la información que maneja la AP. (Foto AP)

El Cairo, 22 sep (EFE).- El grupo extremista Estado Islámico (EI) instó hoy a matar a los ciudadanos de los países que se han sumado a la alianza impulsada por Estados Unidos contra los yihadistas, en una grabación difundida en Internet.


Publicidad

“Si puedes matar a un infiel estadounidense o europeo, especialmente al vengativo y sucio francés, o un australiano o un canadiense, o cualquiera de los infieles que libran la guerra, incluidos los ciudadanos de los países que entraron en la coalición contra el EI, entonces confía en Dios y mátalo de cualquier manera”, dice el portavoz del grupo, Abu Mohamed al Adnani.

“Mata al infiel tanto si es civil como militar, puesto que ambos están bajo el mismo gobierno”, agregó.

El portavoz hizo esas afirmaciones en una grabación titulada “Alá los vigila”, divulgada en páginas islamistas, en la que critica a EEUU y otros estados occidentales por la campaña lanzada contra su organización en Irak.

“El EI no comenzó la guerra contra vosotros, tal como los han hecho imaginar vuestros gobiernos y medios de información. Vosotros sois quienes comenzasteis la agresión contra nosotros”, argumentó, al tiempo que advirtió de que los ciudadanos de estos países “pagarán un alto precio” por su implicación en la guerra.

En ese sentido, auguró el “colapso de las economías” de estos estados, así como graves heridas y muerte para quienes sean enviados a combatir contra los radicales.

“Pagaréis el precio sintiendo el miedo de viajar a cualquier sitio, cuando caminéis por las calles, girando a derecha e izquierda, temiendo a los musulmanes. No os sentiréis seguros ni en vuestros dormitorios y os atacaremos en vuestra tierra”, afirma el portavoz del EI.

Asimismo, critica los motivos dados por EEUU para luchar contra el Estado Islámico, ya que -a su juicio- han ido cambiando desde la defensa de sus intereses en Irak y la protección de sus ciudadanos, hasta la idea de salvar del terrorismo a los desplazados en ese país.

Según Al Adnani, EEUU y sus aliados han permanecido “impasibles ante el sufrimiento” de los musulmanes (suníes) a manos de los regímenes sirio e iraquí.

Estados Unidos comenzó a bombardear posiciones del EI en Irak el pasado 8 de agosto, una estrategia a la que se ha sumado recientemente Francia, y lleva a cabo intensas gestiones para construir una coalición internacional -integrada por ahora por una treintena de países, entre ellos España- para reforzar esta campaña.

En el plano regional, Al Adnani llamó a los yihadistas de la península egipcia del Sinaí a atacar y matar a los soldados egipcios.

“Minen (con explosivos) sus caminos, ataquen sus cuarteles y viviendas, corten sus cuellos, no los dejen sentirse seguros y conviertan sus vidas en un terror e infierno”, subrayó Al Adnani en el audio colgado en páginas islamistas.

Destacó que los combatientes que actúan en el Sinaí “están en la senda correcta” y alabó los ataques contra “los protectores de los judíos”, en alusión a las fuerzas leales al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, al que llamó “el nuevo faraón”.

Este mensaje fue difundido después de que ayer dos policías murieran en un atentado en el centro de El Cairo y de que la semana pasada un oficial y cinco reclutas perecieran por la explosión de una bomba en el norte del Sinaí.

Esta península se ha convertido en un foco de inestabilidad, con frecuentes ataques de grupos radicales como Ansar Beit al Maqdis contra las fuerzas de seguridad, que se intensificaron tras el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi el 3 de julio de 2013. EFE