Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Una anciana muere por ébola en Mali, donde la epidemia se extiende

Personal médico retira el cadáver de una mujer que al parecer murió de ébola en el condado Bomi, en las afueras de Monrovia, Liberia, el lunes 20 de octubre de 2014. El presidente Barack Obama, impulsa una coalición internacional para contener el brote de esta mortal enfermedad en Africa occidental. (AP Foto/Abbas Dulleh)

Bamako, 13 nov (EFE).- Una anciana ha muerto hoy en Bamako contagiada por ébola, lo que la convierte en el tercer caso confirmado de víctimas mortales en este país, donde el virus parece extenderse sin control.


Publicidad

Se trata de una anciana que asistió al funeral de un imán fallecido recientemente y de quien se sospechaba que transmitió el virus a un enfermero de la capital que le trató y que murió el pasado martes.

Con la muerte de la anciana parecen confirmarse las sospechas de que el imán, a quien se enterró sin que se llegara a descartar si padecía o no la enfermedad, tenía el ébola.

Este hombre que venía de Guinea Conakry visitó varios centros médicos antes de llegar a Bamako, donde falleció, y además se le realizaron los rituales funerarios en una mezquita de la capital, por lo que se piensa que el número de infectados por contacto con el fallecido puede ser alto.

Por el momento, sí se sabe que la anciana participó en el funeral del imán, y ayer, miércoles, por la noche, al ver que su estado no mejoraba, fue trasladada al Hospital Gabriel Toure donde murió.

Las pruebas que se realizaron al cadáver para ver si era trasmisora del virus han dado positivo.

El pánico que se desató el martes, tras conocerse la segunda muerte de ébola en menos de 20 días en Mali, se ha incrementado hoy entre la población.

En el hospital donde murió la anciana tanto los pacientes como enfermeros, matronas y los propios médicos huyeron corriendo del centro, mientras que a un número indeterminado de personas que se encontraban en el interior del edificio se les ha prohibido salir y han sido puestas en cuarentena.

El personal de la exclusiva Clínica Pasteur de Bamako donde trabajaba el enfermero que falleció el martes también se encuentra en cuarentena junto a varios cascos azules de la Misión de la ONU en Mali (Minusma).

Mientras el gobierno, al que muchos acusan de negligencia, intenta a través de los medios de comunicación sensibilizar a la población, los rumores corren como la pólvora y los supuestos casos de ébola a través de las redes sociales y por mensajes de texto se suceden los unos a los otros.

El primer caso de ébola en Mali se anunció el pasado 24 de octubre cuando una niña de dos años falleció tras volver a su país también desde Guinea Conakry, uno de los focos infecciosos junto a Liberia y Sierra Leona.

Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia de ébola en África Occidental ha alcanzado los 14.098 contagios, de los cuales 5.160 han sido mortales. EFE