Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Estado Islámico ejecuta a dos excandidatas al Parlamento en Mosul

Hombres chiíes, obligados por la avanzada del Estado Islámico a dejar su localidad natal de Tel Afar, participan en un desfile al terminar su entrenamiento militar el jueves 2 de octubre de 2014, en Karbala (Irak). De acuerdo con la prensa local cerca de 500 voluntarios chiíes de Tel Afar han recibido entrenamiento militar para cooperar con las fuerzas iraquíes en la lucha contra el Estado Islámico, que aún controlan Mosul, Tikrit, Faluya y Tel Afar. El Gobierno local y las fuerzas kurdas junto con milicias chiíes y apoyadas por los ataques aéreos de la coalición internacional que lucha contra Estado Islámico ha retomado docenas de pueblos cerca a Tikrit, según reportes oficiales. EFE/Alaa Al-

Mosul (Irak), 27 nov (EFE).- El grupo Estado Islámico (EI) ha ejecutado a dos mujeres que fueron candidatas a las elecciones parlamentarias de abril pasado en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, informó hoy a Efe un responsable de seguridad local.


Publicidad

Los yihadistas, que han asesinado a numerosas personalidades militares y políticas, consideran que todos los que participaron en los comicios son partidarios del régimen y contrarios a su ideología.

El jefe del Comité de Seguridad de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, Mohamed al Bayati, explicó que las dos mujeres fueron ejecutadas a tiros anoche en la cárcel de Tasfirat.

Una de las víctimas es Ibtisam Ali Gergis, que fue candidata de la coalición Al Iraqiya, encabezada por el actual vicepresidente Iyad al Alaui.

La otra excandidata ejecutada es Miran Ghazi, que participó en las legislativas representando a la lista Árabe, capitaneada por el ahora viceprimer ministro Saleh al Mutlaq.

Gergis y Ghazi estuvieron presas durante tres meses en la cárcel de Tasfirat, situada en el céntrico barrio de Al Faisalía y que el EI emplea como centro de detención desde que se hizo con el control de Mosul en junio pasado.

El pasado octubre, los extremistas ejecutaron a otra excandidata, Iman Yunes, que fue secuestrada junto a su marido dos meses antes, y arrojaron su cadáver a un pozo convertido en fosa común.

También asesinaron a tiros en una céntrica plaza de Mosul en septiembre a la activista de derechos humanos Samira Saleh al Noeimi, que había calificado de “acción bárbara” la destrucción por parte de los yihadistas de varias mezquitas y mausoleos.

El EI logró el pasado junio importantes conquistas en las provincias de Nínive, Saladino y Diyala, en la mitad norte de Irak, a la vez que declaró un califato en los territorios de este país y de Siria bajo su dominio. EFE