Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU. prepara la toma de Mosul, controlada por yihadistas, en abril o mayo

En esta imagen del 16 de junio de 2014, manifestantes corean lemas en apoyo del grupo inspirado por al-Qaida Estado Islámico de Irak y el Levante, con banderas negras de al-Qaida frente al cuartel general del gobierno en Mosul, Irak.. (AP Photo, File)

Washington, 20 feb (EFE).- Estados Unidos evalúa el nivel de implicación de tropas estadounidenses en la toma de Mosul (Irak), ciudad controlada por el Estado Islámico (EI), y que los estrategas militares del Pentágono esperan iniciar con protagonismo local en abril o mayo próximos, informaron hoy fuentes militares.


Publicidad

Fuentes del Mando Central, encargado de las operaciones en Oriente Medio, revelaron a periodistas que están trabajando con las Fuerzas Armadas iraquíes y los “peshmerga” kurdos en un plan detallado para atacar Mosul, la segunda ciudad iraquí, que cayó en manos de los islamistas del EI el pasado junio.

La invasión, clave para poner al EI en retirada en Irak, contará con tres brigadas “peshmerga” (fuerzas del Kurdistán iraquí), efectivos de las fuerzas de seguridad iraquíes y fuerzas tribales opuestas a los extremista suníes de Abu Bakr al Bagdadi.

En total, entre 20.000 y 25.000 soldados iraquíes y kurdos tomarán parte en la ofensiva, para la cual contarán con apoyo aéreo estadounidense, así como la asistencia de asesores militares ya desplegados en Irak para proveer inteligencia y entrenamiento.

Estados Unidos entrenará a las brigadas y unidades que llevarán el peso de la batalla y determinará si están listas para la ofensiva.

El Mando Central espera que las Fuerzas Armadas estadounidenses se limiten a equipar, facilitar la logística, apoyar desde el aire y con inteligencia a los iraquíes, aunque el Pentágono no descarta que fuerzas especiales ayuden a marcar objetivos sobre el terreno.

El Gobierno estadounidense aún está debatiendo el grado de implicación de las tropas estadounidenses en la operación, ya que la Casa Blanca ha reiterado que no quiere que sus tropas adopten un rol de combate y se expongan a bajas con gran coste político.

Las fuentes del Pentágono indicaron que sería “problemático” si la toma no se produce antes del verano y del Ramadán, cuando se cumpliría un año de la llegada por sorpresa a Mosul del EI, que puso a las tropas iraquíes en desbandada y robó gran número de vehículos blindados.

Hasta el momento, el Pentágono está centrando sus operaciones en bombardear desde el aire posiciones del EI en los alrededores de Mosul y, con la ayuda de fuerzas locales, en cortar las vías de abastecimiento de los yihadistas.

El Mando Central anunció hoy que, entre ayer y el viernes, la coalición internacional liderada por Estados Unidos realizó cinco ataques aéreos contra unidades tácticas, posiciones de combate y un blindado del EI en los alrededores de Mosul.

El Pentágono estima que el Estado islámico tiene entre 1.000 y 2.000 milicianos en Mosul. EFE