Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los conservadores de David Cameron ganan las elecciones en el Reino Unido

El primer ministro británico y líder del Partido Conservador, David Cameron, y su esposa Samantha a la salida de un centro de votación en Spelsbury, Inglaterra, mientras activistas protestan en la puerta, tras votar en las elecciones generales, el 7 de mayo de 2015. (Foto AP/Alastair Grant)

Londres, 7 may (EFE).- El Partido Conservador del primer ministro británico, David Cameron, es la formación que ha obtenido el mayor número de escaños, 316, en las elecciones celebradas hoy en el Reino Unido, según un sondeo a pie de urna de la cadena BBC.


Publicidad

La consulta, divulgada al cierre de los colegios electorales, sobre las 22.00 hora local (21.00 GMT), señala además que los laboristas de Ed Miliband han logrado 239 asientos, seguidos del Partido Nacionalista Escocés (SNP), con 58 escaños.

Los nacionalistas escoceses sacarían casi todos los asientos -59- reservados para Escocia en la Cámara de los Comunes.

El Partido Liberal Demócrata, del viceprimer ministro Nick Clegg y socio de los conservadores en la última legislatura, se ha quedado en cuarto lugar, con 10 escaños, una fuerte caída frente a los 56 que habían sacado en las elecciones generales de 2010.

Los galeses de Plaid Cymru, según el sondeo a pie de urna, obtendrían 4 escaños, mientras que el eurófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), se queda con apenas dos.

En uno de los comicios más impredecibles de los últimos años en el Reino Unido, los británicos votaron para renovar los 650 escaños de la Cámara de los Comunes del Parlamento de Westminster.

Los sondeos sobre intención de voto publicados durante la campaña electoral han mantenido en un empate a los dos principales partidos del Reino Unido, el Conservador y el Laborista, los únicos con posibilidades de formar Gobierno según el sistema electoral del país, de mayoría simple a una sola vuelta.

En caso de que ni los “tories” ni los laboristas consigan la mayoría necesaria para gobernar en solitario, se verán forzados a negociar una coalición o pactos con fuerzas minoritarias.

En el sistema británico, gana en cada circunscripción electoral el candidato con más votos y a nivel nacional el partido con más escaños, con 650 en liza, por lo que se necesitan 326 asientos para que una formación obtenga la mayoría absoluta.

Esta mayoría podría quedar reducida a 323 si no se cuentan los escaños del partido republicano Sinn Fein, cuyos diputados no acuden a los Comunes porque se niegan a prestar juramento de lealtad a la reina Isabel II -requisito imprescindible para ocupar el escaño-, ni el del presidente de la cámara baja.

En caso de que ninguna de las dos principales fuerzas obtenga la mayoría necesaria para gobernar en solitario, el Reino Unido se quedaría en una situación que en el Reino Unido se conoce como Parlamento “colgado” o bloqueado (“hung Parliament), la ausencia de un partido que controle los Comunes. EFE