Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Caricom lanza advertencia a Venezuela y condena política dominicana migración

Nicolás Maduro. Foto: Presidencia de Venezuela

La Comunidad del Caribe (Caricom) cerró hoy su cumbre anual con una advertencia a Venezuela de que su reclamo sobre el Esequibo puede “envenenar” las relaciones con la región, y con una condena a la política migratoria de República Dominicana, que implica deportar a descendientes de haitianos.


Publicidad

En una conferencia de prensa posterior al cierre de la 36 cumbre anual de Caricom, y coincidiendo con la celebración hoy del 42 aniversario de la creación de esta organización, su presidente de turno y primer ministro de Barbados, Freundel Stuart, reconoció que los líderes de la organización no habían logrado consensuar un candidato para el cargo de secretario de la Commonwealth.

“Nos hemos centrado en buscar estrategias para sacar mejor provecho de nuestra participación en conferencias internacionales, reforzar nuestros sistemas educativos y lograr una recuperación social y económica”, resumió Stuart en una conferencia de prensa en la que sin embargo la atención se centró en el conflicto entre Guyana y Venezuela y la política migratoria de República Dominicana.

Respecto al primero, dijo que los líderes de la región estaban de acuerdo en que el reclamo venezolano podría “envenenar las relaciones” con la agrupación de integración regional y mostró su confianza en hallar una solución pacífica al conflicto.

“Caricom respalda muy firmemente a Guyana”, pero también es consciente, dijo, de las “buenas relaciones” que Caracas tiene con la región.

“No estamos al punto de interrumpir esa relación o contaminarla de ninguna manera”, aclaró Stuart, quien apuntó que Venezuela “se ha comprometido a mantener la paz y la tranquilidad en esta región” y confió en que se alcance una “solución amistosa”.

El presidente de Guyana, David Granger, quien durante esta cumbre ha pedido a sus homólogos que enviaran a Caracas una condena “enérgica”, dijo que estaba satisfecho con esta declaración de Caricom.

Añadió que cuando regrese a su país informará a la población de que Caricom “se compromete a garantizar que la región sigue siendo una zona de paz y hará todo lo posible para asegurar que nada perturbe la paz en la región”.

Recientemente Exxon Mobile descubrió una “significativa” reserva de petróleo de alta calidad en el Esequibo, el territorio en disputa. Venezuela reclama a Guyana que detenga la exploración, mientras el Ejecutivo guyanés trata de recabar el apoyo internacional para lograr que Caracas desista en su reclamo.

Desde Caracas, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy que el lunes expondrá ante el Parlamento local la que llamó una “agresión” contra Venezuela desde Guyana.

Durante esta cumbre, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, mantuvo una reunión bilateral con Granger, quien aseguró tras el encuentro que el funcionario del organismo multilateral le manifestó su disposición mediar y enviar una misión a Guyana.

Por lo que se refiere a la situación en la República Dominicana, Stuart dijo que los líderes de Caricom “estamos muy preocupados por las acciones del Gobierno dominicano, que han dado lugar a una crisis humanitaria que acecha sobre nuestra región”.

Dijo que los líderes regionales emitirán en breve una declaración completa sobre el asunto, pero el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, adelantó a la prensa que Caricom mantendrá la presión sobre República Dominicana para que revierta su política de deportación de personas a un país donde no tienen vínculos.

Gonsalves dijo también que estaba decepcionado porque los compromisos asumidos por República Dominicana durante una reciente reunión en Bruselas no se hayan mantenido.

En la cumbre de tres días celebrada en Barbados también hubo ocasión para debatir sobre la decisión de la Unión Europea (UE) de incluir a trece países del Caribe en la lista de paraísos fiscales.

Los mandatarios coinciden en que se trata de una inclusión “injusta” que “perjudica a nuestras economías”, por lo que reclaman la revisión del listado, según dijo Stuart al resumir los acuerdos alcanzados en una reunión a la que asistió el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Al dirigirse hoy a sus homólogos caribeños, Varela propuso que su país se convierta en observador de Caricom e iniciar con ella conversaciones para alcanzar un acuerdo de libre comercio, así como para firmar un memorando de entendimiento para la creación de un Centro Regional de Seguridad. EFE (I)