Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia lanza 37 ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria

En esta imagen proporcionada por Rased News Network, una cuenta de Facebook asociada con milicianos del grupo Estado Islámico y que ha sido autentificada por su contenido y otra información de AP, gente reunida en el lugar de un ataque aéreo en Al-Bab, a las afueras de Alepo, Siria. (Rased News Network via AP)

La aviación rusa lanzó este miércoles 37 bombardeos contra posiciones de grupos rebeldes sirios en las provincias de Hama e Idleb, en el centro y norte de Siria, donde los insurgentes se enfrentan a las fuerzas del régimen de Damasco.


Publicidad

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que 23 de esos bombardeos rusos fueron efectuados sobre las áreas de Kafr Nabuda, Latmane, Kafr Zita y Al Siada, en el norte de Hama.

El resto tuvieron como objetivo las zonas de Al Bara, Jan Shijun, Maarat Harama, Habit, Saraqeb, Ehsim y Maarat al Nuaman, entre otros lugares en Idleb, donde atacaron un cuartel de una organización rebelde en esta provincia, apuntó la ONG, que no precisó el nombre del grupo.

Mientras, prosiguen los enfrentamientos entre los efectivos gubernamentales sirios y los opositores al régimen en los alrededores de Al Siada y Latmin, así como en Kafr Nabuda y Morek, entre otros puntos de Hama.

El Observatorio apuntó que hay víctimas en ambos bandos pero no precisó su número.

Rusia comenzó hace una semana los bombardeos en el territorio sirio con el pretexto de atacar al grupo yihadista Estado Islámico (EI), según anunciaron fuentes oficiales rusas y sirias, pero el Observatorio y fuentes opositoras han denunciado que ha tenido también como blanco posiciones de los insurgentes.

Casi toda la provincia de Idleb y el norte de Hama están en manos del Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y otras facciones.

Ambas provincias son vecinas de Latakia, uno de los principales feudos gubernamentales y donde vive gran parte de la minoría alauí, credo que profesa el presidente sirio, Bachar al Asad. EFE (I)