Ecuador. lunes 23 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama asegura que el Estado Islámico debe ser destruido

El presidente de Estados Unidos Barack Obama escucha al primer ministro de Canadá Justin Trudeau durante una reunión bilateral en la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Manila, Filipinas, el jueves 19 de noviembre de 2015. (Foto AP/Susan Walsh)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este martes que su Gobierno y el de Francia actúan con “unidad” en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) tras el ataque terrorista del pasado 13 de noviembre en París.


Publicidad

“Nous sommes tous français (Todos somos franceses)”, dijo Obama en francés en una conferencia de prensa en la Casa Blanca tras reunirse con su homólogo galo, François Hollande.

“No hemos olvidado cómo los franceses se mantuvieron a nuestro lado después del 11-S. Hoy, nosotros estamos a su lado”, destacó.

Obama subrayó que Estados Unidos y Francia “se mantienen unidos en total solidaridad para hacer justicia frente a estos terroristas y quienes los enviaron, y para defender” ambos países.

Este bárbaro grupo terrorista, el EI o (el también conocido como) Dáesh, y su ideología asesina presentan una amenaza grave para todos nosotros. No pueden ser tolerados. Deben ser destruidos. Y debemos hacerlo juntos. Ésta es la unidad de propósito que nos trae hoy aquí“, afirmó Obama con Hollande a su lado.

Obama subrayó que la coalición a la que pertenecen EE.UU., Francia y otros 63 países han desplegado “más de 8.000 ataques” contra el EI en Irak y Siria, y que su Gobierno seguirá “aumentando su coordinación” con el francés en sus ataques aéreos sobre territorio sirio.

El mandatario estadounidense también quiso tranquilizar a sus ciudadanos tras las amenazas emitidas por el EI de atacar en EE.UU., al subrayar que las fuerzas de seguridad e inteligencia norteamericanos trabajan “incansablemente” para prevenir cualquier ataque.

“Los grupos como el EI no pueden ganarnos en el campo de batalla, así que tratan de aterrorizarnos en casa, contra civiles, contra gente inocente. Incluso si nos mantenemos vigilantes, no podemos sucumbir al miedo, y no lo haremos, ni permitiremos que el miedo nos divida, porque así es como ganan los terroristas”, defendió Obama.

Instó, además, a proteger la “libertad de religión” y mantener “la tarea humanitaria de ayudar a los refugiados desesperados” que llegan a Europa y Estados Unidos.

Obama se esforzó también en subrayar la sintonía entre los pueblos de Estados Unidos y Francia, recordando incluso que en su mesilla de noche en la Casa Blanca tiene una fotografía de él junto a su esposa Michelle, besándose en los jardines de Luxemburgo, en París. EFE (I)