Ecuador. Sábado 27 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bruselas presenta Plan de Acción contra la financiación del terrorismo

Una familia camina por la Grand Place en el centro de Bruselas el sábado 21 de noviembre de 2015. Bélgica elevó su nivel de seguridad al grado más alto mientras proseguía la búsqueda de un sospechoso prófugo desde los atentados del 13 de noviembre en Francia. (AP Foto/Virginia Mayo)

Estrasburgo (Francia)(EFE).- La Comisión Europea (CE) presentó hoy un Plan de Acción para reforzar la lucha contra la financiación del terrorismo, que marca el camino que se pretende seguir en los próximos meses en campos como las monedas virtuales o el comercio ilícito de bienes culturales.

El objetivo de la Comisión es lograr rastrear a los terroristas a través de sus movimientos financieros y evitar que puedan mover fondos y otros activos, así como cortar sus fuentes de ingresos, con una propuesta que responde a la presión de Francia para que se actúe en este campo.

El Plan de Acción presentado hoy realmente contiene tres medidas inmediatas, ya que el resto se llevarán a cabo en los próximos meses, en la segunda mitad de este año o en 2017 a más tardar.

Las medidas inmediatas incluyen mejorar la aplicación de la congelación de activos relacionados con actividades terroristas y prestar asistencia técnica a terceros países para que apliquen también estas decisiones.

Además, la Comisión insta a los Estados miembros a aplicar cuanto antes las nuevas normas contra el blanqueo de capitales aprobadas el pasado mes de mayo y, consecuentemente, proceder a su revisión, con el objetivo además de presentar nuevos cambios para reforzar estas normas en mayo.

Estos cambios incluirán extender los controles contra el blanqueo a las monedas virtuales, lo que pondría fin al anonimato asociado a los intercambios con estas divisas, minimizar el uso de tarjetas de prepago que actualmente se emplean también en el anonimato, y reforzar tanto los poderes como la cooperación de las Unidades de Inteligencia Financiera europeas.

La Comisión también deja para más adelante, pero “al principio de este año”, la adopción de una lista negra con los países de alto riesgo en los que se dan “altas deficiencias” en la lucha contra el blanqueo y la financiación terrorista, así como la presentación de un plan contra el tráfico de fauna ilegal.

En la segunda mitad del año, la Comisión prevé ofrecer asistencia técnica a los países de Oriente Medio y del Norte de África para combatir estas prácticas, así como la financiación del terrorismo en general, donde también se colaborará con países del sureste asiático.

Además, la CE presentará sendas propuestas legislativas para armonizar las sanciones criminales contra el lavado de dinero y contra los “movimientos de efectivo ilícitos”, con las que prevé extender el control al dinero enviado por correos o por transporte de carga o quizás imponer nuevos límites al efectivo o activos que se transportan de manera transfronteriza.

También analizará si es necesario presentar más legislación para congelar los activos relacionados con el terrorismo dentro de la propia UE y para rastrear la financiación del terrorismo, por ejemplo respecto a los pagos dentro de la Unión Europea, que no están cubiertos por el programa conjunto de control que tienen los Veintiocho con Estados Unidos, conocido como SWIFT.

Ya en 2017, Bruselas hará nuevas recomendaciones a los países para luchar contra el blanqueo y la financiación del terrorismo.

Además, el año que viene propondrá nueva legislación para reforzar los poderes de las autoridades aduaneras, de modo que puedan atacar el comercio ilegal de bienes y fraudes varios, y preparará otra propuesta contra el comercio ilícito de bienes culturales.

Ante esta batería de propuestas, “el mensaje ahora es rapidez en la aplicación”, afirmaron fuentes diplomáticas francesas consultadas por Efe.

Las fuentes se felicitaron por el paso dado por la Comisión y aseguraron que el Plan de Acción recoge en buena medida las preocupaciones expresadas por Francia en el documento de 13 páginas que presentó a sus socios el pasado mes de diciembre, en el que pedía que se adoptaran acciones muy concretas.

Desde los atentados al semanario “Charlie Hebdo” hace un año y la matanza del 13 de noviembre pasado en París, Francia ha llevado a cabo una insistente campaña en Bruselas para que se fortalezcan las medidas conjuntas contra la financiación del terrorismo. EFE (I)

mtm/cae/si