Ecuador. Jueves 20 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Celebran aniversario de intento golpista de Hugo Chávez en 1992

Venezuela (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro celebró el jueves el aniversario del intento de golpe de estado que Hugo Chávez encabezó en 1992, que pese a su fracaso le abrió el camino para que seis años después gane la elección presidencial.


Publicidad

Maduro aprovechó la oportunidad para pedir a los seguidores del chavismo a estar alertas ante las intenciones de sus adversarios en la Asamblea Nacional de truncar el proyecto político socialista de Chávez.

El gobernante dijo que el intento de golpe contra el presidente Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992 “no fue una rebelión, fue un grito de rebeldía… fue un grito que salió del desespero, del dolor y la angustia de los humildes”.

La fracasada asonada dejó un saldo de 17 militares y 80 civiles muertos.

Las autoridades detuvieron a Chávez quien accedió a salir ante las cámaras para pedir a sus colegas que entregaran las armas “por ahora”.

Esos breves segundos en televisión lo convirtieron en un héroe para muchos venezolanos, quienes simpatizaban con el golpe contra el gobierno de Pérez, que era visto como corrupto e insensible a las penurias de la población.

Chávez, tras llegar al gobierno en 1999 fue reelecto en tres ocasiones. Falleció debido a un cáncer en marzo de 2013.

Actualmente el oficialismo, que por tres lustros había dominado el Congreso con amplia mayoría, cuenta con 54 de 164 diputados. Otros tres diputados opositores están transitoriamente al margen del Legislativo debido a que su elección fue impugnada.

“Este pueblo no debe permitir que la oligarquía trunque este camino hermoso de reivindicación, de patria”, dijo Maduro, quien llamó a defender la Constitución y “garantizar los derechos sociales del pueblo” y “la continuidad de la Revolución Bolivariana frente a los ataques de la derecha”.

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, dijo que en los próximos seis meses el Legislativo espera definir una salida constitucional para lograr el cese del gobierno, a quien acusan de llevar la economía venezolana por el despeñadero. Ese propósito ha sido cuestionado con dureza por Maduro.

“Alerta, llamaremos al pueblo en unión cívico-militar si pretenden apuñalar a la constitución”, manifestó Maduro en un discurso televisado.

El oficialismo sufrió esa gran derrota electoral en momentos que Venezuela enfrenta una desbordada inflación y una recesión económica en medio de crecientes problemas de desabastecimiento, así como un severo déficit fiscal que los analistas estiman que podría agravarse este año ante la caída de los precios del petróleo, que es la principal fuente de ingresos del país.

“Estamos pasando momentos difíciles. Nos corresponde tomar el timón bien fuerte en medio de la tormenta que ha creado la caída de los precios del petróleo y la guerra económica que esté cruda”, enfatizó.

Las autoridades sostienen que la crisis es consecuencia de una “guerra económica” promovida por sectores empresariales y opositores. [I]