Ecuador. miércoles 18 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Comienza en Irak la “operación final” para arrebatar Faluya al Estado Islámico

Soldados iraquíes se defienden de un ataque del grupo extremista Estado Islámico durante una tormenta de arena en Ramadi, Irak, el 14 de mayo del 2016. (AP Foto)

Las fuerzas iraquíes iniciaron hoy la operación militar para arrebatar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) el control de la ciudad oriental de Faluya, mientras continúan los avances hacia el otro gran foco del conflicto, la septentrional Mosul.


Publicidad

Según informó la célula de información de guerra de las fuerzas conjuntas iraquíes, la operación de hoy se trata de la tercera fase de la ofensiva que comenzó el pasado lunes y que pretende borrar la presencia de yihadistas en la urbe, situada en la provincia de Al Anbar, al oeste de Bagdad.

En esa ofensiva participan unidades antiterroristas, del Ejército y de la Policía iraquíes, apoyados por las milicias chiíes Multitud Popular y combatientes de tribus suníes.

Según un comunicado castrense, fuerzas antiterroristas comenzaron la ofensiva asaltando “objetivos determinados” y avanzando con “firmeza y decisión” hacia la ciudad, ocupada por el EI desde principios de 2014 y la segunda más importante bajo el control yihadista en Irak, tras Mosul.

En declaraciones a la televisión Al Iraquiya, el portavoz de la fuerzas antiterroristas, Sabah al Nieman, precisó que la operación de comenzó a las 05.00 de la madrugada (02.00 GMT).

En ella, miembros de la Policía iraquí y de la Multitud Popular (milicia chií progubernamental), con el apoyo de la aviación del Ejército, asaltaron posiciones de los yihadistas en al área de Al Saqlauiya, al norte de Faluya.

El inicio de esta tercera fase se ha producido muy pocas horas después de que el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, anunciara ante el Parlamento que su arranque se produciría en las siguientes 48 horas.

Al Abadi pidió a los ciudadanos de Faluya que abandonasen la ciudad a través de los corredores humanitarios abiertos por las fuerzas iraquíes o que permanecieran en sus casas.

Por otra parte, en el norte del país, las tropas kurdas o “peshmergas” celebraron hoy “el éxito” de la primera fase de la ofensiva que comenzó el domingo en el norte de Irak, ya que han podido avanzar hasta situarse a quince kilómetros de la ciudad de Mosul, principal bastión del EI en el país.

En una zona cercana al frente, el dirigente de los “peshmergas” Aref Taifur aseguró a los periodistas que las fuerzas kurdas “concluyeron con éxito la primera etapa” de la ofensiva, bautizada como la batalla de “Al Jazer”, por ser esta la zona al noreste de Mosul donde tiene lugar la operación.

Según Taifur, los yihadistas se vieron obligados a retroceder 23 kilómetros ante el avance de las tropas, que recuperaron el control de nueve aldeas ubicadas en la región de Al Hamdaniya.

Los enfrentamientos provocaron la muerte de 140 extremistas y de cuatro miembros de los “peshmergas”, que también vieron como 34 de sus combatientes resultaron heridos, añadió el responsable kurdo.

Tras dar por finalizada esta primera fase de la ofensiva, los “peshmergas”, que entraron en combate con 3.000 hombres y cuentan con el apoyo aéreo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, están asegurando las posiciones de defensa en previsión de posibles contraataques.

En la actualidad, hay en curso varias ofensivas militares de las tropas iraquíes y kurdas, apoyadas por la alianza internacional, para expulsar al EI de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul.

El próximo 10 de junio se cumplirán dos años desde que esa urbe está bajo control de los yihadistas, que declararon un califato en los territorios iraquíes y sirios que domina.

Hoy también, en la localidad de Moyama Um Zebian, al oeste de Mosul, una fuerza integrada por combatientes árabes y yazidíes repelió un ataque del EI, dijo a Efe el diputado Abderahim al Shomari, fundador de la milicia de los clanes árabes Shomar en la zona de Rabiá.

Moyama Um Zebian pertenece al distrito de Sinyar, unos 120 kilómetros al oeste de Mosul y próxima a la frontera con Siria, donde reside la mayor parte de la minoría yazidí, de etnia kurda y cuya religión se basa en el zoroastrismo.

Además, los “peshmergas” también impidieron hoy otro asalto armado contra unidades kurdas unos 25 kilómetros al sur de Erbil, capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí, dijo a Efe un comandante “peshmerga”, Rashad Kalali.

El ataque, lanzado por decenas de yihadistas, entre ellos terroristas suicidas, tuvo como objetivo la aldea de Abu Shita, dependiente del distrito de Al Kuir, y en los intensos choques murieron y sufrieron heridas 19 miembros del EI en total.

Los frentes de Faluya y Mosul son los más importantes que tienen abiertos en estos momentos las fuerzas iraquíes en su lucha, que dura ya casi dos años, contra el EI. EFE (I)