Ecuador. Sábado 24 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Catar y Egipto cruzan acusaciones tras la condena a Mursi por espionaje

Una simpatizante sostiene un cartel con la foto del presidente islamista de Egipto Mohamed Morsi, en el que se lee "Sisi traidor", durante una manifestación en Ciudad Nasser, en El Cairo, Egipto, el jueves 4 de julio de 2013. El presidente del Tribunal Constitucional Supremo de Egipto asumió el jueves el cargo de presidente interino del país, luego que el ejército depuso a Morsi y lanzó una persecución contra la Hermandad Musulmana, el grupo al que Morsi pertenece. (AP Foto/Hassan Ammar)

El Gobierno catarí criticó la sentencia por espionaje contra el derrocado presidente egipcio, Mohamed Mursi, y que se mencione en ella al Estado de Catar, al que El Cairo acusó de injerencia y de intentar dañar a Egipto.

Publicidad

En un comunicado en respuesta a la condena a cadena perpetua de Mursi, el Ministerio catarí de Exteriores aseguró que el fallo es “infundado y contiene afirmaciones engañosas que son contrarias a la política del Estado de Catar hacia todos los países hermanos, entre ellos Egipto”.

“La acusación de espionaje para Catar contra un expresidente y contra trabajadores de los medios de comunicación es sorprendente e inaceptable”, dijo el portavoz de Exteriores, Ahmed al Rumaihi.

El tribunal egipcio condenó también en este caso a pena de muerte en rebeldía al antiguo director de informativos de la televisión catarí Al Yazira en árabe Ibrahim Helal y al exreportero de la cadena Alaa Omar Sablan.

Estos periodistas de Al Yazira, así como Mursi y otras ocho personas, fueron sentenciadas por hacerse con documentos relacionados con la seguridad del Estado egipcio y entregárselos a las autoridades de Catar.

El ministerio catarí criticó el sistema judicial egipcio, recordando las numerosas condenas a muerte y a cadena perpetua emitidas en los últimos dos años, y apuntó que este proceder “no ayuda a consolidar los lazos fraternales entre los dos países”.

Ante esta declaración, el Ministerio egipcio de Exteriores acusó a Catar de “ignorar la transparencia y profesionalidad de la justicia egipcia” y de haber intentado dañar a Egipto a través de sus medios de comunicación.

“Este tipo de declaración (la catarí) no es de extrañar por parte de aquellos que dedicaron sus esfuerzos y recursos durante los últimos años a dirigir sus medios de comunicación contra el pueblo egipcio y sus instituciones”, señaló la nota egipcia.

Las autoridades egipcias subrayaron que ellas “nunca van a intervenir en los asuntos internos de los otros países árabes”, de lo que acusan a Catar.

Catar fue uno de los principales valedores de Mursi y fue muy crítico con las autoridades que surgieron tras su derrocamiento en julio de 2013, en concreto el actual presidente Abdelfatah al Sisi.

Muchas de esas críticas y muestras de apoyo a los Hermanos Musulmanes fueron vertidas a través del canal Al Yazira, que fue vetado en Egipto y varios de sus periodistas procesados en distintos casos. EFE (I)

Publicidad