Ecuador. viernes 20 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Países de OEA consideran que “se pasó la raya” en Venezuela

Foto: EFE

Washington, 31 mar (EFE).- Más de 20 países de la Organización de Estados Americanos (OEA) solicitarán hoy formalmente una sesión extraordinaria el lunes para declarar que en Venezuela hay “una alteración del orden constitucional (…) se pasó la raya“, según informaron a Efe fuentes diplomáticas de tres naciones de la región.


Publicidad

Este grupo de países enviará esta tarde su solicitud a la Presidencia del Consejo Permanente, que hoy ostenta Belice y desde mañana Bolivia, después de reunirse en la misión diplomática de Canadá ante la OEA, según explicaron a Efe las mismas fuentes.

En ese grupo están Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Jamaica, Barbados, Bahamas, Guyana, Antigua y Barbuda y, tal vez, Uruguay y algunas naciones caribeñas, cuya posición no está clara, detallaron las mismas fuentes.

Estos países han decidido dar este paso al considerar que “se pasó la raya” en Venezuela con la sentencia del Tribunal Supremo por la que asume las facultades de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora desde enero de 2016.

Las naciones consideran que votar el lunes una declaración que diga que en Venezuela se alteró el orden constitucional es “el primer paso de un proceso”, el que recoge la Carta Democrática Interamericana.

Después de esa declaración, para la que se requieren 18 votos (la mayoría simple de los 35 Estados miembros), seguirían gestiones diplomáticas y una de las opciones que se baraja es una reunión de cancilleres (no necesariamente una Asamblea), para lo que también se necesita el mismo número de apoyos.

Si el Consejo Permanente declara que en Venezuela “hay una alteración del orden constitucional” que afecta “gravemente su orden democrático”, se iniciaría la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, como pide desde el pasado 31 de mayo el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Este instrumento jurídico, creado por unanimidad en 2001, contempla un proceso gradual en sus artículos 20 y 21 que va desde las gestiones diplomáticas hasta, en caso de fracasar estas, la suspensión del organismo, con lo que ese país dejaría de participar en sus programas y actividades.

Por el momento, este grupo de más de 20 países quiere agotar la vía diplomática y contempla la suspensión solo como un último recurso.

Para suspender a Venezuela de la OEA sería necesario el apoyo de 24 Estados (dos tercios de los 35 miembros).

Por el momento hay al menos 22 países que reconocen la crisis política y social en Venezuela y apuestan por que la OEA tenga un papel en su solución.

Esos países son Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Barbados, Bahamas, Santa Lucía, Jamaica, Belice y Guyana, Antigua y Barbuda y Trinidad y Tobago.

Almagro pidió en un informe el 14 de marzo que se suspenda a Venezuela de la OEA si no convoca elecciones generales anticipadas en un mes y hoy solicitó formalmente la convocatoria de una sesión urgente para estudiar “los efectos sobre el orden constitucional democrático de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela”.

El secretario general se reunió hoy en la OEA con el gobernador venezolano opositor Henrique Capriles, quien anunció que habría un Consejo extraordinario la semana próxima y pidió que en esa sesión se declare que “se rompió el hilo constitucional” en Venezuela con la decisión del Tribunal Supremo de ayer. EFE

(I)