Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nebot advierte que no obedecerá las enmiendas por inconstitucionales

Jaime Nebot, en la cadena radial del 9 de diciembre de 2015. Captura de pantalla de la transmisión de LaRepública.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, ha advertido que la Constitución dispone un mandato “que obliga a desobedecer disposiciones que están hechas en contra de la Constitución, porque la propia Constitución dice que cuando eso ocurre, eso no tiene eficacia jurídica, no tiene valor, no se puede obedecer. Obedecerlo es ir en contra de la Constitución”.


Publicidad

Nebot, que hizo estas declaraciones en la cadena radial de los miércoles, se ha referido a las “enmiendas constitucionales” y se ha preguntado “como no va a ir contra la Constitución, reformar la Constitución inconstitucionalmente”. “Y cuando usted disfraza reformas como enmiendas, y cuando se saltan la consulta popular, es decir, cuando se salta el criterio del pueblo, dueño de la democracia, usted está violando la Constitución. Aparte de que es una monstruosidad que se diga, nosotros los asambleístas representamos al pueblo. Representan al pueblo, sí, en aquello que el pueblo les dio la competencia”.

Nebot argumenta que “cuando la competencia le corresponde al pueblo, y el pueblo no se la ha cedido a nadie respecto a reformas constitucionales, en ese caso el pueblo se debe pronunciar, usted está violando la Constitución. Y si se ha violado la constitución para realizar unas reformas constitucionales, eso no debe ser obedecido. No por soberbia, ni por braveza: por mandato de la Constitución“.

El alcalde ha agregado que llevando eso a Guayaquil quiere ser muy claro: “la lógica es que la competencia de salud y educación debe ser compartida. ¿Yo voy a renunciar a entregar una infraestructura de computación a las escuelas para los niños pobres? ¿Alguien cree que eso es justo para esos niños? ¿Yo voy a desmantelar 36 clínicas móviles y ocho hospitales donde atendemos gratuitamente, desde donde fumigamos y desratizamos a toda una urbe?”

Y ha sido enfático: “Primero, sería injusto para toda una comunidad. Segundo, sería inconstitucional. Eso yo no lo voy a obedecer.Yo seré haciendo lo que hago“.