Ecuador. Jueves 8 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscalía abre investigación contra superintendente Carlos Ochoa

Carlos Ochoa, superintendente de Comunicación. Foto de Archivo.

Quito.- La Fiscalía General del Estado ha abierto una investigación contra el Superintendente de Comunicación e información, Carlos Ochoa, sobre la presunta falsificación y uso de documento falso.

Publicidad

La denuncia fue presentada por César Ricaurte, director de Fundamedios, por el presunto cometimiento del delito de falsificación de documento público y uso del mismo, en relación a la alteración que la Superintendencia dirigida por Ochoa hizo del inciso segundo de la transitoria sexta de la Ley de Comunicación, en la impresión de la normativa en 300.000 textos de bolsillo.

Lo más grave es que con esta norma presuntamente falsificada, según Fundamedios, se habría sancionado al menos 22 radios desde el 2014. Desde enero del 2016 son 11 los medios sancionados con la transitoria modificada al artículo 103. Las multas suman más de USD 40.000.

El cambio que hizo la Supercom se ubica en el inciso segundo de la transitoria sexta de la Ley, el cual se refiere a la gradualidad progresiva para la difusión musical de producción nacional y su texto original es: “La misma gradualidad se aplicará para la difusión de contenidos musicales que establece el artículo 102, en el plazo de tres años a partir de la entrada en vigor de esta Ley…“. Pero en los textos impresos menciona el artículo 103 (que trata sobre la difusión progresiva de contenidos musicales) en lugar del 102 (referente al fomento de la producción nacional independiente).

En días pasados el presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, Ramiro García Falconí, declaró que el propio Superintendente, en referencia a una entrevista que Ochoa diera a El Universo el 11 de julio de 2016, revela este hecho denunciado. En dicha entrevista, Ochoa habría afirmado que “lo único que hizo fue generar un arreglo, en vez de ser el artículo 102, se puso lo que obviamente constaba, que era el espíritu de la ley”. 

Sin embargo, en declaraciones a El Comercio, Ochia niega la falsificación y dice que “la supuesta denuncia fue conocida precisamente en una rueda de prensa, por lo que se dispuso una revisión sobre el caso, constatándose que durante el levantamiento del texto, para su entrega a la imprenta, se generó un error de trascripción”. A lo cual acotó: “la Superintendencia no ha planteado ningún proceso administrativo por el incumplimiento de la disposición transitoria sexta de la Ley Orgánica de Comunicación”.

(I)

Publicidad