Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trasladan restos del Solitario George para ser embalsamada en EEUU

Quito, 11 mar (EFE).- Los restos de la tortuga gigante conocida como “Solitario George”, emblema de las Islas ecuatorianas de Galápagos, fue trasladada hoy a Estados Unidos para ser embalsamada, informaron fuentes oficiales.


Publicidad

La Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) indicó en un comunicado que los restos del quelonio, el último de la especie “chelonoidis abingdoni” y muerto en junio del año pasado, irán al Museo Americano de Historia Natural, en Nueva York, para ser sometido a un proceso de taxidermia.

Desde que esa tortuga gigante falleció, su cuerpo ha sido preservado en cámaras de frío (50 grados centígrados bajo cero) con un cuidado muy especial para que no se deterioraran sus tejidos.

Para el traslado a EE.UU., la DPNG fabricó una caja de madera cubierta con fibra de vidrio y material aislante, que mantendrá la temperatura del interior hasta por 48 horas.

Las autoridades ambientalistas de Galápagos prevén que el quelonio llegue aún congelado al Museo Americano de Historia Natural y calculan que el viaje tardará unas 18 horas.

Además, se estima que el proceso de taxidermia durará entre ocho y nueve meses, después de lo cual la tortuga regresará a Galápagos para ser exhibida en un “Centro de Interpretación” que se construirá en el sitio donde permaneció en sus últimos 40 años.

El “Solitario George” fue el último ejemplar de la especie de la isla Pinta, “chelonoidis abingdoni”, que desde su hallazgo en 1971 se mantuvo al cuidado del hombre en el Centro de Reproducción y Crianza de la DPNG en la isla Santa Cruz.

Los científicos del Parque efectuaron múltiples acciones para intentar que el quelonio tuviera descendencia, pero no lo lograron.

El “Solitario George” fue encontrado muerto en su corral el 24 de junio de 2012 por el mismo guardaparque que lo cuidó durante su vida en cautiverio: Fausto Llerena.

Las Islas Galápagos, situadas a unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador, deben su nombre a las tortugas gigantes que las habitan y son consideradas un laboratorio natural que permitió al científico inglés Charles Darwin formular su teoría sobre la selección natural de las especies.

Este archipiélago fue declarado en 1978 como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). EFE