Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Submarino: Armada argentina suspende el rescate

Vista de un buque de la Armada Argentina hoy, miércoles 29 de noviembre de 2017, en el puerto marítimo ubicado en Mar del Plata (Argentina). La Armada Argentina reconoció hoy que todavía no se pudo encontrar el submarino ARA San Juan, desaparecido desde hace dos semanas en aguas del Atlántico Sur con 44 tripulantes a bordo, y explicó que se sigue aplicando "todo el esfuerzo" y la más "alta tecnología" para ubicarlo. EFE/Mauricio Arduin

La Armada argentina anunció el jueves que continuará la búsqueda del submarino desaparecido hace 15 días en aguas del Atlántico sur pero dio por finalizado el operativo de rescate de los 44 tripulantes.


Publicidad

El portavoz de la Armada, el capitán Enrique Balbi, dijo a periodistas que el operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan continuará “en el lecho marino”, con un “cambio de equipamiento y personal para operarlo”. Precisó que la decisión tomada implica dar por finalizada la etapa de búsqueda y rescate (SAR, Search and Rescue e inglés) para pasar únicamente a la “búsqueda” de la nave.

Se ha llegado al doble de la cantidad de tiempo de las posibilidades para poder rescatar” a los tripulantes, argumentó el portavoz.

El inédito operativo de rescate ha sumado el apoyo de 18 países, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido y Rusia.

El submarino diésel eléctrico clase TR-1700 de fabricación alemana y operativo desde los años 80 desapareció el 15 de noviembre cuando navegaba desde Ushuaia, en el extremo austral de Argentina, hacia su base en Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires, tras participar de un ejercicio de adiestramiento.

Ese mismo día se escuchó una explosión que fue registrada por micrófonos subacuáticos.

“Se realizaron tareas de búsqueda durante 15 días… Se han dispuesto 28 buques, nueve aeronaves, hay 4.000 hombres involucrados, 18 países de apoyo y a pesar de la magnitud de los esfuerzos no ha sido posible localizar el submarino”, señaló el capitán.

Al conocer la medida, Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, uno de los tripulantes de la nave, dijo al canal Todos Noticias que no comprendía “esta decisión arbitraria e injustificada”. “Me parece un nivel de crueldad inusitada. Todos los días tenemos un nuevo golpe. Estoy destruido”, sostuvo.

La Armada dijo que el 15 de noviembre el ARA San Juan había informado de la entrada de agua de mar cuando realizaba el snorkel y estaba cargando baterías. El agua se dirigió por el sistema de ventilación a una bandeja de conexión de las baterías de proa provocando un cortocircuito y humo sin llamas que, según se reportó desde la nave, fue subsanado, lo que determinó que siguiera navegando en inmersión hacia Mar del Plata.

Horas después se produjo una explosión que fue detectada por la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés).

(I)