Ecuador. Miércoles 28 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El ciberataque global se cobró menos de 10 víctimas en EE.UU.

El Gobierno de Estados Unidos informó hoy que el ciberataque global se cobró menos de diez víctimas en territorio estadounidense, una cifra muy baja comparada con el impacto de la agresión, que afectó a más de 300.000 computadoras en 150 países.


Publicidad

“El impacto fue pequeño”, dijo hoy en rueda de prensa Jeanette Manfra, la subsecretaria en funciones de la oficina de ciberseguridad y comunicaciones de la Dirección Nacional de Protección y Programas dentro del Departamento de Seguridad Nacional.

Ninguna agencia del Gobierno de Estados Unidos sufrió los ataques y “menos de diez” entidades resultaron afectadas, según Manfra, quien se negó a proporcionar un número exacto.

El ataque impactó en compañías como la empresa de envíos FedEx y complicó las actividades estadounidenses del gigante español de telecomunicaciones Telefónica, dijo este lunes a la prensa el asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, Tom Bossert.

Manfra atribuyó el bajo impacto del ataque en Estados Unidos a los mecanismos implementados en los últimos años para intercambiar información entre las agencias del Gobierno y bloquear ataques de este tipo, así como la actualización del equipo y de los sistemas informáticos de los ordenadores.

“Los indicadores iniciales muestran que está agonizando, pero no estamos bajando la guardia precisamente para asegurarnos de que termina muriendo”, aseguró Manfra.

La experta no quiso comentar sobre la autoría del ataque, aunque la inteligencia de EE.UU. y expertos vinculados al sector privado sospechan que piratas informáticos de Pyongyang están detrás del ciberataque mundial lanzado el pasado viernes, de acuerdo con The New York Times.

El ransomware” WannaCry aprovecha para propagarse una vulnerabilidad del sistema operativo Microsoft detectada supuestamente por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EE.UU., cuyos detalles robaron y airearon en abril piratas informáticos.

WannaCry exige un pago en la moneda digital bitcoin para recuperar el acceso a los ordenadores y ha afectado al menos 150 países y golpeado a centros de salud en el Reino Unido, grandes empresas en Francia y España, la red ferroviaria en Alemania, organismos públicos en Rusia o universidades en China. EFE