Portugal, con 91 muertos, llega a nuevo máximo diarios de fallecidos

-FOTODELDÍA- EA6067. LISBOA (PORTUGAL), 14/11/2020.- Una novia camina por una calle vacía tras el inicio del toque de queda del fin de semana en Lisboa (Portugal), este sábado. Portugal alcanzó hoy un nuevo máximo de contagiados diarios de Covid-19 desde que comenzó la pandemia, con un total de 6.653 positivos, por lo que ya ha contabilizado desde marzo 204.664 infectados, de los que 84.032 permanecen activos. EFE/ Antonio Pedro Santos

Lisboa, 16 nov (EFE).- Portugal registró en las últimas 24 horas 91 muertos por coronavirus, un nuevo máximo de toda la pandemia, y sumó casi 4.000 nuevos contagios, mientras que siguió creciendo el número de pacientes que necesitan hospitalización.

Según el último balance de la Dirección General de Salud (DGS) lusa, 91 personas fallecieron desde el domingo, por encima del anterior máximo diario, que fue de 82 personas, lo que eleva la cifra total de muertos desde marzo hasta 3.472.

El número total de positivos asciende a 225.672, de los cuales 3.996 fueron notificados en las últimas 24 horas, menos que los días anteriores, aunque los lunes suelen bajar los casos porque el fin de semana se realizan menos pruebas.

En los últimos tres días, el país no bajó de los 6.000 contagios diarios.

La presión siguió aumentando en los hospitales, que también registran máximos de toda la pandemia en el número de ingresados totales (3.040; esto es, 11 más que el domingo) y en los internados en cuidados intensivos (426, también 11 más).

La incidencia acumulada de los últimos 14 días es de 760 casos por 100.000 habitantes.

Aunque la pandemia se extiende por todo el país, afecta especialmente al Norte (52 % de los nuevos contagios) y a la región de Lisboa y Valle del Tajo (33,8 %).

«Todos los indicadores reflejan una actividad epidémica intensa», señaló la directora general de Salud, Graça Freitas, en rueda de prensa.

Un total de 191 municipios, incluidos Lisboa y Oporto, que aglutinan a más del 80 % de la población total del país, están bajo confinamiento parcial y toque de queda, que de lunes a viernes se extiende desde las 23.00 hasta las 5.00 horas, mientras que los fines de semana es de 13.00 a 5.00.

Portugal seguirá en estado de emergencia hasta el 23 de noviembre y esta semana el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, estudiará si decide prolongar la medida.

El primer ministro, António Costa, ya dijo la semana pasada que es «imposible» no pensar en una prórroga de la emergencia, que supone el nivel de alerta más alto del país. EFE (I)

Más relacionadas