Ecuador, sábado 20 de enero de 2018

Manta pierde con Liga de Loja y se hunde en el fondo de la tabla

Uchuari de Liga de Loja celebra su gol frente al Manta FC. API

LOJA, 13 de septiembre (API).- Liga de Loja venció por 2-0 al Manta como local y lo complica más con el tema del descenso.


Publicidad

Cada quien trata de salvar lo suyo en este punto del Campeonato. Mientras unos piensan con acompañar al Club Sport Emelec en la finalísima, otros se conforman con sobrevivir. Quizá la excepción a la regla sea el Manta Fútbol Club. El equipo de Armando Osma parece estar resuelto a bajar de categoría. Los fines de semana no han sido sino muestras efectivas de la poca fe que se tienen. Ahora el turno fue de Liga de Loja, un rival prolijo que hizo apenas lo necesario para quedarse con los tres puntos en casa. Los manabitas siguen retrocediendo y se acunan en la última posición de nuestro certamen local.

Liga de Loja abrió el camino por intermedio de Johnny Uchuari. El volante sureño sigue malcriándonos con su clase y marcó un gol digno de otro partido. Fino, como siempre, el centrocampista de la ‘Garra’ sigue demostrando porqué es de aquellos diferentes de nuestro fútbol. Bien por él.

La lucha de marcas cerradas se acabó. El Manta abrió el compás y trató de buscar la portería contraria con más torpeza y vehemencia que fútbol y calidad. Conspiraban contra sí mismos, Liga de Loja contenía sin problemas las intenciones manabitas y relajadamente progresaban desde atrás.

En la segunda mitad, la cabeza de Danilo Carando terminó de resolver el match. El argentino se plantó en el área e intuyó en su radar la idea del interminable John García que, con su zurda, metió la redonda al área. Partido solucionado y tranquilidad para lo que restaba.

Mera y Palacios fueron lo mejor del Manta. Ambos jugadores, dentro de tanto error y empujón, trataron de tranquilizar desde adentro al tímido equipo de Osma que caía presa de sus propios vicios. Sobre el final, Liga de Loja controló sin problemas y el Manta se auto-condena al sufrimiento. El ‘Atunero’ pide descenso y no es capaz de cambiar de rumbo. El resto respira.