Ecuador busca un acuerdo comercial con EEUU independientemente de su nombre

Imagen tomada de internet.

Ecuador y EE.UU. reactivan el próximo miércoles el Consejo Bilateral de Comercio (TIC, por sus siglas en inglés), un foro con el que Quito aspira a impulsar la relación con el objetivo declarado de lograr un acuerdo “de interés mutuo” del que aún se desconoce su nomenclatura.

“Yo soy partidario de la apertura comercial. Cómo le llamen al acuerdo (con EEUU), nos tiene sin cuidado”, resume sin cortapisas el ministro de Producción, Comercio Exterior e Inversiones de Ecuador, Pablo Campana, en una entrevista con Efe en la sede ministerial.

Y es que desde hace meses es un secreto a voces que el Ejecutivo de Lenín Moreno busca impulsar las exportaciones con su principal socio comercial, que se han venido reduciendo progresivamente desde el 2014, de 3.400 millones de dólares a unos 2.532 millones 2017, según una ficha técnica del Ministerio.

“En los últimos 11 años el 40 por ciento de exportaciones totales han ido a los EEUU y hemos visto un decrecimiento de exportaciones y de importaciones del 2014 a la fecha”, reconoce Campana.

En porcentajes, precisa que la caída de las exportaciones al mercado estadounidense fueron del 25 por ciento, mientras que las importaciones desde EEUU a Ecuador cayeron un 39 %.

“Y eso se debe puntualmente a la falta de un acuerdo comercial”, sentencia, antes de añadir otras causas como cuestiones arancelarias, pérdida de competitividad, y que, “obviamente hay otros mercados, países y regiones que han incrementado su intercambio comercial con el Ecuador“.

Sobre las negociaciones que mantendrá en Washington la próxima semana, Campana asegura que “la reactivación del TIC, es un mecanismo bilateral, que en este caso, nos sirve para fortalecer relaciones comerciales con nuestro principal socio comercial”.

Con un mercado de 350 millones de habitantes, del que dice, “nos da excelentes resultados en aquellos productos que forman parte del sistema de preferencias arancelarias”, no es suficiente para el Gobierno Ecuador, que ve que aún queda margen para ampliar el intercambio pese a la tendencia más proteccionista del actual inquilino de la Casa Blanca.

Los actuales marcos establecidos en el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) favorece, a decir de Campana, a alrededor de 860 empresas, más de 300 productos y subpartidas, lo que abre la vía a la entrada de 300 millones de dólares en importaciones.

“Pero no podemos depender del SGP que vence cada tres años, en este caso, lo hará en diciembre 2020”, argumenta para defender la necesidad de un nuevo acuerdo comercial.

Campana parafrasea al presidente estadounidense, Donald Trump, y afirma: “somos partidarios de acuerdos bilaterales, justos y equitativos”, con la que trata de disipar cualquier nube de dudas sobre el beneficio compartido de cualquier eventual pacto con EEUU.

“Los acuerdos comerciales son de mutuo beneficio y luego de un proceso de negociaciones donde se evalúan ciertos sectores que son sensibles para las partes y ciertos intereses”, sostiene antes de garantizar al sector productivo y empresarios del país que en toda negociación siempre primará la defensa de los intereses nacionales.

En la mira está duplicar las exportaciones con Estados Unidos, e incrementar “definitivamente” las importaciones ya que el 60 por ciento de ellas son materias primas y bienes de capital.

Campana considera que los últimos indicadores sobre las exportaciones y la proyección de que este año será el de mejor desempeño comercial no petrolero de la última década, son buenos avales de cara a toda negociación con países, organismos y entidades internacionales.

Un informe difundido esta semana por su Cartera de Estado, señala que Ecuador cerrará 2018 con un aumento del 14% de sus exportaciones en relación a 2017, por encima de países de la región como Chile, Brasil, Perú, Colombia, México, Paraguay y Argentina.

“Este año vamos a batir récord en exportaciones petroleras y no petroleras, vamos a pasar los 21.000 millones de dólares en exportaciones”, augura el ministro.

Campana no es ajeno a que el acercamiento económico con Washington es la antesala o que corre en paralelo al político y asegura que el fortalecimiento de las relaciones comerciales, “no es solamente el intercambio bilateral, sino también la atracción de inversiones, la cooperación internacional y transferencia de tecnología”. EFE

Paypal