Atentado contra oleoducto colombiano provoca vertido de crudo en dos ríos

Desconocidos atentaron hoy contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, uno de los mayores de Colombia, lo que generó la caída de crudo en dos ríos y una quebrada del departamento de Boyacá, en el centro del país.

El atentado se produjo en la vereda (aldea) de La Cañaguata, en el municipio de Cubará, y produjo el vertido de crudo en «un caño seco y posteriormente en la quebrada La Gaitana y en los ríos Róyota y Arauca», detalló la estatal petrolera Ecopetrol en un comunicado.

Ante esta situación, la compañía activó un plan de contingencia que contempla la protección de la bocatoma del acueducto de Arauca, la capital del departamento que lleva el mismo nombre y está ubicado en la frontera con Venezuela.

«Debido a los ataques perpetrados en las últimas semanas, la bocatoma del municipio de Arauquita ya estaba protegida», agregó la información.

El pasado 12 de noviembre, otro ataque contra el Caño Limón-Coveñas en el departamento de Arauca generó un derrame de crudo que afectó al menos tres acueductos rurales.

Dos días antes, se produjo un hecho similar en la aldea Cedeño en Norte de Santander (noreste), que se atribuyó a la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El 8 de noviembre desconocidos también atentaron contra el oleoducto en zona rural del departamento de Boyacá (centro), lo que provocó el incendio en un bosque cercano.

Según Ecopetrol, en lo que va de 2018 se han registrado 84 ataques contra el Caño Limón-Coveñas, de los cuales 66 ocurrieron en Norte de Santander, 12 en Arauca y seis en Boyacá.

En 2017, el ELN perpetró 62 atentados contra el Caño Limón-Coveñas que tuvieron como consecuencia más de 20.000 barriles de crudo derramados, según datos difundidos por la Procuraduría General de la Nación en marzo pasado. EFE

Más relacionadas