Sony y Marvel rompen: ¿Está en juego el futuro de «Spider-Man»?

Tom Holland como Spiderman foto i.ytimg.com

Los seguidores de «Spider-Man» contienen la respiración estos días tras conocer que la productora Sony Pictures, con los derechos audiovisuales del superhéroe, y Marvel, creadora del personaje, han roto las negociaciones para producir futuras películas.

La polémica en torno al icono arácnido incluye a otro gigante de la industria, la todopoderosa Disney, propietaria de Marvel y de su universo fílmico desde 2010.

Varios medios de comunicación especializados en la industria audiovisual avanzaron en las últimas horas que Sony y Marvel no alcanzan un acuerdo para rodar próximas cintas de «Spider-Man».

Tampoco han llegado a un arreglo para incluir al personaje en futuras entregas cinematográficas del universo Marvel, un punto que la propia Sony ha confirmado.

Los acuerdos de explotación del personaje alcanzados entre las tres compañías son complejos. Estas son las claves de la nueva disputa y del futuro «Spider-Man»:

«SPIDER-MAN», UN SUPERHÉROE COMPARTIDO ENTRE SONY, MARVEL Y DISNEY

La red arácnida del superhéroe es amplia, casi tanto como la de las compañías involucradas en la creación de películas que incluyen al codiciado personaje.

«Spider-Man» nació, como muchos otros, de la mano de Stan Lee y los cómics de Marvel. Su popularidad despertó el interés de Sony Pictures, que en 1985 adquirió los derechos audiovisuales del personaje, con los que lanzó varias películas, como la trilogía de 2002 («Spider-Man»), 2004 («Spider-Man 2») y 2007 («Spider-Man 3») o la popular «The Amazing Spider-Man» (2012).

Por su parte, en 2010 el gigante Disney adquirió Marvel por unos 30.000 millones de dólares. Desde entonces, el universo fílmico de Marvel se ha expandido hasta el punto de que el último filme de la saga «Avengers» logró ser la cinta más taquillera de la historia.

Un punto complejo de la fusión fue gestionar la tutela de hombre araña. Sony y Disney acordaron que las películas en las que «Spider-Man» fuera protagonista serían de Sony, compañía que se llevaría la mayor parte de los beneficios a cambio de que Disney pudiera incluir al superhéroe como un personaje más en el resto de películas de Marvel.

UNA CUESTIÓN DE DINERO

El dinero o más bien los millones que genera «Spider-Man» son el punto principal de este potencial divorcio que promete alterar el futuro del personaje.

Al parecer, en las negociaciones para las futuras producciones, Disney quería reconsiderar el acuerdo y compartir con Sony tanto la financiación como los beneficios derivados de «Spider-Man» al 50 %, algo a lo que esta última compañía no ha accedido, de acuerdo con una exclusiva publicada por Deadline.

¿DE CUÁNTOS MILLONES HABLAMOS?

La postura de ambos estudios tiene sentido: 

La última entrega de la franquicia «Spider-Man: Far From Home» ha sido la película que más dinero ha dado a Sony Pictures en sus 95 años de historia, con más de 1.100 millones de dólares recaudados en todo el mundo.

El hombre que produjo esa exitosa cinta, Kevin Feige, es el presidente de Marvel y lo que toca es oro: Pues también produjo para Disney «Avengers: Endgame», que recaudó 2.790,2 millones de dólares en todo el mundo y se coronó como el filme más taquillero de la historia. 

Sin acuerdo entre Disney y Sony no está claro que Feige vaya a participar en las futuras películas de «Spider-Man» y tampoco se sabe que pasará entre el universo Marvel y el personaje arácnido en futuras películas.

PERO… ¿»SPIDER-MAN» SEGUIRÁ?

No parece que peligre el futuro de «Spider-Man» pero tampoco está claro cómo será. La propia Sony Pictures ha reconocido en su perfil de Twitter que está «decepcionada» con la decisión de Disney de no permitir que Feige sea el productor de la próxima película del superhéroe.

«Esperamos que esto pueda cambiar en el futuro, pero comprendemos las responsabilidades nuevas que Disney le ha dado», sostuvo, antes de asegurar que continuarán con el camino emprendido por el productor.

Por su parte, Disney tiene planeadas nuevas películas de Marvel en las que no hay ni rastro de «Spider-Man» y guarda silencio sobre este divorcio fílmico. EFE

romu/ssa/arm

Paypal