Sebastián Yatra: «Quiero acercarme cada vez más a Dios»

Sebastian Yatra, Foto tomada de internet.

El joven compositor e intérprete Sebastián Yatra busca abrirse hueco en España como parte del inmenso caudal de figuras globales surgidas de Colombia, de Carlos Vives a Maluma, aunque, como indica el apellido artístico que escogió, él camine por derroteros más espirituales que su polémico compatriota.

«Yatra significa un viaje sagrado a lo divino, a la paz y al amor, para encontrarse a sí mismo. Tiene que ver con mi carrera y con lo que quiero en mi vida, que es acercarme cada vez más a Dios y a las cosas buenas«, explicó hoy en una entrevista con Efe en Madrid.

Sin juzgar a nadie, señala en este sentido que siempre ha tratado «de cuidar mucho a la mujer» en sus letras y «respetar» a quienes están a su alrededor «con un mensaje de amor«.

«Para crear una carrera a largo plazo no necesito hacer cosas controvertidas. Quizás a corto plazo pueden sumar muy rápido, pero se terminan cayendo por su propio peso», reflexiona.

No es la única muestra de espiritualidad de un artista que dio en llamar a su primer álbum «Mantra» (2018) y que, tomando prestado otro aspecto del hinduismo, tituló uno de sus más famosos temas como «Sutra», que habla de los hilos que nos conectan a todos, «como la música».

«No hago música cristiana, pero para mí dios es sinónimo de amor y creo que, al hablar de lo positivo, acerco más a la gente a él«, afirma en su tono tranquilo y afable.

Nacido Sebastián Obando (Medellín, 1994) en la misma tierra de Juanes pero criado durante 15 años en Miami (EE.UU.), su idiosincrasia musical es un claro ejemplo de esa generación que trasciende fronteras, no en vano, es capaz de cantar y componer en inglés y escogió su nombre artístico pensando también en que sonara «bacano» en esta lengua.

«Hace 4 años estaba mucho más agringado, pero en este tiempo me he acercado mucho más a mis raíces y he aprendido de grandes artistas como Carlos Vives, que es el abanderado número 1 de la cultura colombiana«, cuenta sobre su paisano, con el que cantó «Robarte un beso».

Rememora que con 12 años supo que quería cantar después de subirse por primera vez a un escenario durante un musical escolar, con Enrique Iglesias como «referente» por su capacidad «para moverse como pez en el agua en tantos géneros, en el urbano y en la balada», una versatilidad sobre la que él mismo ha construido su carrera.

«Me siento muy cómodo en ambos lados, pero definitivamente mi esencia es baladista. Es la música que más escucho y mis héroes musicales son gente como Tommy Torres«, reconoce, tras cantar precisamente con este autor puertorriqueño el tema «Atado entre tus manos».

De hecho, avanza que para abril de 2019 tendrá listo su segundo álbum de estudio, un disco íntegramente dedicado al romanticismo. «Es lo que más me ha emocionado de cuanto he hecho hasta ahora», subraya este joven artista que sueña con compartir micrófono algún día con el «crooner» Michael Bublé.

En su nómina de colaboraciones ya se cuentan las de la estadounidense Halsey o los españoles David Bisbal («me abrió muchas puertas y aprendí mucho de él como persona y artista») y Beret («uno de los grandes poetas de nuestra generación»), aunque la revolución Yatra se desató con temas en solitario como «Traicionera», que entró al «top 50» de Spotify Global, o «No hay nadie más».

«Es la canción que le ha dado un giro de 360 grados a mi proyecto y que empezó a ayudar a que hiciese shows más grandes en Latinoamérica. Mostró un lado mío que no había compartido antes, el de cantautor. La hice en una sala de mi casa hace 4 años y nunca esperé que se convirtiera en el himno de muchas parejas alrededor del mundo», señala orgulloso. EFE

Paypal