Ecuador, viernes 19 de enero de 2018

Atentado yihadista en Francia. Un hombre decapitado, varios heridos

La policía monta retenes en torno del lugar donde se produjo un ataque el viernes 26 de junio de 2015 en Saint-Quentin-Fallavier, sureste de Francia. (AP Photo/Laurent Cipriani)

París, 26 jun.- Un hombre ha sido hallado decapitado a la entrada de una fábrica en la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, en el departamento de Isere (sureste de Francia), en un supuesto atentado en el que varias personas han resultado heridas.


Publicidad

Según la web del diario local “Le Dauphiné Liberé”, un vehículo entró dentro de la empresa Air Products, en una zona industrial, y colisionó contra varias bombonas de gas dentro de la fábrica, lo que originó una explosión en la que un número indeterminado de personas resultaron heridas.

Air Products dijo que había verificado la situación de todos sus trabajadores luego de un ataque a una planta en el sureste de Francia. No ha confirmado si los dos heridos y un muerto en el ataque son empleados suyos. La compañía dijo en un comunicado que todos fueron evacuados de la planta.

Junto al hombre decapitado, los presuntos autores depositaron una bandera del Estado Islámico (EI), según las fuentes.

La diputada por Isere, Joëlle Huillier, informó a los medios de que al menos un hombre ha sido detenido por la policía en relación con el suceso y está siendo interrogado.

El detenido es un hombre de unos treinta años supuestamente con antecedentes penales, según “Le Dauphiné Liberé”.

La Policía Judicial de París confirmó a Efe que ha abierto una investigación judicial sobre lo sucedido.

Air Products, con sede en Estados Unidos, fabrica gases utilizados en una amplia gama de industrias, como alimentos, medicamentos, petróleo y gas. Tiene más de 10.000 empleados, een las Américas, Europa y Asia.

Una funcionaria de seguridad dijo que se encontró una cabeza tronchada en el portón de ingreso a una fábrica de gas atacada el viernes en el sureste de Francia.

La funcionaria, que habló bajo la condición de anonimato porque no estaba autorizada a revelar detalles a la prensa, dijo que el torso fue hallado cerca del lugar de la explosión, pero que no fue ésta la que decapitó a la víctima.

En la escena se encontró una bandera blanca y una negra, ambas con inscripciones en árabe.