Nueva constitución cubana reconoce propiedad privada y elimina el comunismo

El primer secretario del Partido Comunista de Cuba y ya expresidente Raúl Castro (d) levanta el brazo del nuevo presidente nuevo presidente, Miguel Díaz-Canel (i) hoy, jueves 19 de abril de 2018, durante la sesión de clausura de la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en La Habana (Cuba). EFE/Alexandre Meneghini/POOL

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba está debatiendo el texto de la nueva constitución del país. Este anteproyecto constitucional, que será revisado hasta el lunes,  traería gigantescos cambios a la política de la nación. Entre los más notables está la eliminación de la palabra “comunismo” en el texto, así como el reconocimiento del derecho a la propiedad privada.

La actual constitución cubana (de 1976) expresa en el artículo 5 que busca el “avance hacia la sociedad comunista”. Esto no está presente en el nuevo proyecto, aunque se siga manteniendo al Partido Comunista como “Fuerza Dirigente Superior” y al socialismo como ideología predominante.

El nuevo texto también reconoce la propiedad privada en su artículo 21 y considera la inversión extranjera un elemento importante del desarrollo”. Sin embargo, también considera la empresa estatal como “el sujeto principal de la economía”.

Asimismo, el anteproyecto a debate admite la inversión extranjera como “una necesidad y un elemento importante del desarrollo”, en un intento de atraer divisas para paliar la endémica crisis económica que atraviesa el país y que podría agravarse si aumenta la inestabilidad en Venezuela, su principal socio y valedor.

La apertura constitucional al capital privado apuntala las reformas aplicadas por el exdirigente Raúl Castro desde 2006, que legalizaron el trabajo autónomo -llamado en la isla “cuentapropismo”- en sectores como la hostelería, el transporte o el turismo, y a las que ha dado continuidad el presidente Miguel Díaz-Canel tras asumir el poder en abril de este año.

Más limitados son los cambios que la nueva Constitución impondrá en el ámbito político, donde se mantiene el “carácter socialista del sistema político y social” bajo el mando del Partido Comunista de Cuba (único legal) como “fuerza dirigente superior”.

“Esto no quiere decir que renunciemos a nuestras ideas, sino que en nuestra visión pensamos en un país socialista, soberano, independiente, próspero y sostenible”, dijo el presidente de la Asamblea, Esteban Lazo.

Otro cambio significativo estaría en el reconocimiento de los derechos de los homosexuales. El proyecto de reforma constitucional propone definir el matrimonio como “la unión entre dos personas”. Es muy diferente a lo que dice la constitución vigente, que considera al matrimonio “la unión concertada voluntariamente entre un hombre y una mujer”.

Después de ser aprobado, el proyecto pasaría a consulta popular y posteriormente a referendo. (I)

  • Con información de EFE e Infobae.
Paypal