Turquía pide a EE.UU. que cambie su lenguaje amenazante

Erdogan, presidente de Turquía. Foto de Archivo.

El Gobierno turco afirmó hoy que si EEUU quiere mantener lazos con Turquía a largo plazo, tiene que cambiar su «lenguaje amenazante», en alusión a la amenaza de sanciones a Ankara si no libera un pastor estadounidense detenido en Turquía.

«Si Estados Unidos quiere desarrollar relaciones con Turquía a largo plazo, tiene que cambiar este lenguaje amenazante», declaró a los medios el presidente del Parlamento turco, Binali Yildirim.

Yildirim aludía a las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, que advirtió ayer que si Ankara no libera al pastor estadounidense Andrew Brunson, detenido desde octubre de 2016, su gobierno impondrá sanciones a Turquía.

La Fiscalía considera que Brunson tiene lazos con el grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla secesionista kurda en Turquía, y que está vinculado con la cofradía del predicador islamista Fethullah Gülen, exiliado en EEUU, a la que Ankara achaca el fallido golpe de Estado de 2016.

«Estados Unidos debe recordar que hubo un golpe de Estado aquí el 15 de julio (de 2016) y su líder, Fethullah Gülen, camina libremente por allí (en EEUU.)», declaró Yildirim.

«Nuestro consejo es que deben buscar la forma de ganarse la confianza de los turcos», añadió.

Anoche el ministro de exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, y su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, hablaron por teléfono tras las advertencias del presidente de EEUU, aunque no trascendieron detalles de la conversación.

El caso de Brunson ha elevado las tensiones entre Ankara y Washington, cuyos lazos atraviesan un momento crítico desde 2017 debido al arresto de dos empleados turcos de legaciones diplomáticas estadounidenses, acusados por Ankara de colaborar con Gülen.

Ese incidente provocó una crisis diplomática con la suspensión de la emisión de visados en las embajadas de ambos países en las respectivas capitales.EFE