El fiscal que investiga a Keiko Fujimori interrogará a más de 500 testigos

Keiko Fujimori. Foto de Archivo: La República.

El fiscal peruano José Domingo Pérez, quien investiga a la encarcelada líder opositora Keiko Fujimori y a su partido Fuerza Popular por la presunta financiación irregular de su campaña electoral de 2011, planea interrogar desde esta semana a más de 500 testigos, como parte de la ampliación del caso.

Según publicó hoy el diario La República de Perú, entre los llamados a declarar por Pérez se cuentan dirigentes y miembros de la organización política fujimorista, así como todas las personas y empresas que aparecen en las rendiciones de cuenta que presentó Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular) ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

La lista de interrogados incluye a los representantes de las empresas y ciudadanos que donaron dinero, prestaron servicios o que, según el partido, transfirieron fondos a la campaña presidencial de Fujimori, indicó el rotativo.

Las citaciones de la Fiscalía forman parte de la ampliación de la investigación del caso, que Pérez formuló el 22 de noviembre pasado tras conocer, a partir de las revelaciones de testigos protegidos y colaboradores, que muchas de las presuntas donaciones registradas por Fuerza 2011 ante el ente electoral son fraudulentas.

La investigación también incluye al esposo de la líder opositora, el estadounidense nacionalizado peruano Mark Vito, por presuntamente haber ocultado información sobre los bienes y propiedades que posee.

Para Vito la Fiscalía ha solicitado una medida cautelar de impedimento de salida del país por 36 meses, sobre la cual el juez Richard Concepción Carhuancho aún debe pronunciarse en los próximos días.

Como parte de la investigación de este caso, Keiko Fujimori y sus asesores Vicente Silva Checa, Pier Figari y Ana Herz, así como el tesorero Luis Mejía Lecca, cumplen prisión preventiva por 36 meses, mientras que para otros implicados se ha dictado orden de búsqueda y captura internacional, arresto domiciliario y comparecencia con restricciones.

El fiscal Pérez sostiene que todas estas personas integraron una organización criminal enquistada en la cúpula de Fuerza Popular para captar dinero ilícito con el que alcanzar el poder, y desde ahí retribuir los favores con actos de corrupción.

Entre el dinero presuntamente ocultado bajo esta modalidad está el millón de dólares que Odebrecht afirmó haber entregado a la campaña de Keiko, aparentemente desde la cuenta oculta con la que pagó sobornos en al menos doce países de Latinoamérica. EFE

(I)