Vizcarra, tras asilo negado a Alan García: «En el Perú nadie tiene corona»

Martín Vizcarra, presidente de Perú.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, afirmó hoy que en su país «nadie tiene corona», después de conocer que el Gobierno de Uruguay denegó el asilo diplomático al expresidente Alan García, que se declara perseguido político cuando es investigado por presuntos actos de corrupción.

«Nuestra democracia garantiza la independencia de poderes y el debido proceso«, apostilló Vizcarra en un mensaje en la red social Twitter donde replicó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú en el que confirma la decisión del Ejecutivo uruguayo.

García solicitó el asilo diplomático a Uruguay hace quince días, pocas horas después de que un juez le prohibiera abandonar Perú por dieciocho meses mientras un fiscal lo investiga por los sobornos que la constructora brasileña Odebrecht pagó para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

A pesar de que inicialmente García se mostró conforme con la medida y llegó a decir que para él no era ningún castigo permanecer en su patria año y medio, seguidamente acudió a la residencia del embajador de Uruguay en Lima, donde permaneció las últimas dos semanas hasta que se resolvió su pedido.

García se aferró a la Convención sobre el Asilo Diplomático de 1954, que establece que esta medida de protección no procede cuando ya existe un proceso o una imputación en marcha en el fuero judicial por delitos comunes, como es el caso del expresidente peruano.

Así quiso repetir la misma estrategia que utilizó en 1992 cuando fue asilado por Colombia y eso le permitió eludir una acusación por presunto enriquecimiento ilícito durante su primer mandato presidencial (1985-1990) hasta que los delitos prescribieron en 2001, tiempo en el que residió en París.

Las investigaciones actuales, que están a cargo del fiscal José Domingo Pérez, se centran en investigar si altos funcionarios del Gobierno de García presuntamente recibieron hasta 14 millones de dólares en sobornos por parte de Odebrecht, según declaró en las investigaciones un ejecutivo de la compañía.

Los presuntos sobornos a las altas autoridades del Ejecutivo se dieron durante el segundo mandato de García (2006-2011), donde la Línea 1 del Metro de Lima fue considerada una de las obras más emblemáticas de su período presidencial. EFE

(I)

Paypal